Últimas noticias:

Claroscuros en la Cruzada Nacional contra el Hambre

A 15 meses de su lanzamiento, la Cruzada Nacional contra el Hambre presenta marcados contrastes, pero no en torno a sus potenciales resultados, sino a la desaceleración que ha tenido en la agenda del gobierno federal y al cada vez más incesante rumor de un cambio de timón en la Secretaría de Desarrollo Social, dependencia sobre la cual que recae el peso específico de la también llamada estrategia gubernamental.

Marcados contrastes en Cruzada contra el Hambre

Hoy, el programa atiende a 503 municipios (una quinta parte del total del país), en beneficio de más de 3 millones de personas, pero se cuestiona su uso político-electoral, la viabilidad de los comedores (algunos se han mantenido cerrados) y, sobre todo, que la estrategia logre disminuir los altos índices de marginación y pobreza en la que viven millones de mexicanos.

Inicialmente el programa comenzó a operar en 400 municipios de todo el país, pero recientemente se agregaron 103 municipios, principalmente de los estados de Michoacán, Guerrero y las fronteras sur y norte.

La selección de municipios de esas entidades se debe a que el gobierno busca reconstruir el tejido social en Michoacán y atender a los afectados por las inundaciones de 2013 en Guerrero, tarea que se mantiene en stand by.

El objetivo de la Cruzada Nacional contra el Hambre es reducir el número de personas con pobreza alimentaria, el más grave tipo de pobreza catalogado por el gobierno federal, pero los partidos de oposición lo han cuestionado, bajo el argumento de que resulta insuficiente para combatir la pobreza y que la selección de algunos municipios, en particular en zonas urbanas, obedece a criterios político-electorales y no propiamente a necesidades sociales.

En 2013, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que el 45 por ciento de los mexicanos vivía en condiciones de pobreza, lo que equivale a más de 53 millones de habitantes.

Banco Mundial cuestiona apoyos

El Banco Mundial, sin embargo, destacó que por más de 25 años los programas gubernamentales de transferencia directa de recursos a comunidades vulnerables han sido el puntal de las acciones de combate a la pobreza.

Dijo que en el caso de México, como en el de otros países de América Latina, no han sido suficientes para reducir los niveles de pobreza y desigualdad, a pesar de los aumentos en el gasto destinado a este renglón. “La política fiscal está jugando un papel silencioso” en reducir la pobreza, agregó el organismo.

“A pesar de la prevalencia de programas de transferencia condicionada de recursos (como Oportunidades) y el incremento en el gasto social, el efecto neto de la política fiscal en la equidad ha sido modesto” en México y otros países, como Argentina, Brasil, Bolivia y Perú, afirmó el BM.

En México, los programas de transferencia condicionada para reducir la pobreza comenzaron a ser aplicados en la década de los 90 del siglo pasado, durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari. Para que una familia, generalmente la madre, reciba el dinero, la familia está condicionada a llevar a los pequeños al médico y a que asistan a la escuela. Ese tipo de programas ha sido replicado en otros países latinoamericanos y de otras regiones.

Los datos mostrados por el Banco Mundial revelaron que la pobreza en México y América Central no se ha reducido en los últimos años, periodo en que esos programas de transferencia condicionada de efectivo se han institucionalizado al punto de convertirse en uno de los pilares de la política de combate a la pobreza.

La proporción de la población de México y Centroamérica que vive en condiciones de pobreza (con un ingreso de 2.25 dólares por día) creció a 41 por ciento del total en el último año, 11 puntos porcentuales más que el 30 por ciento que prevalecía en 2000, de acuerdo con el estudio Ganancias sociales en la balanza: un reto de política fiscal en América Latina y el Caribe.

Mayo, mes de la Cruzada contra el Hambre

La Comisión Intersecretarial de la Cruzada Nacional contra el Hambre acordó hace unas semanas que mayo será el Mes de la Cruzada Nacional contra el Hambre. No obstante, las apariciones públicas de Rosario Robles, titular de Desarrollo Social, se han limitado, lo que ha reforzado los rumores de que es inminente su salida de la estructura gubernamental.

El punto más álgido refiere que el presidente Enrique Peña Nieto no está satisfecho con los resultados de la política ex perredista, por lo que se asegura es prácticamente un hecho su salida del gabinete presidencial.

El pasado 10 de abril, en una de sus pocas apariciones públicas, Rosario Robles invitó a industriales de la radio y la televisión a apoyar la Cruzada Nacional contra el Hambre, mediante la difusión de sus "buenos" resultados.

Además, exhortó a los empresarios a reforzar su importante papel en la reconstrucción del tejido social, luego de explicarles que la cruzada es un esfuerzo del Gobierno de la República, por lo que no es exclusivo de la Sedesol, pues participan 19 dependencias de la Administración Pública Federal, con 70 programas sociales que se relacionan de manera transversal.

Al intervenir como invitada especial en la séptima Sesión Ordinaria del Consejo Directivo de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y la Televisión (CIRT), la funcionaria federal sostuvo que el primer paso para resolver este problema, es reconocerlo.

Mencionó que con la tarjeta del Esquema de Apoyo Alimentario "Sin hambre", el Gobierno de la República modificó el programa de transferencias monetarias para sustituirlo con una transferencia en especie, que permite a las familias beneficiarias obtener 14 productos alimentarios básicos en las tiendas Diconsa.

El pasado mes de marzo, la agencia de noticias AP realizó una visita a Cochoapa El Grande, Guerrero, con la intención de visitar los comedores que ahí se instalaron como parte del programa “Sin hambre”.

“En visitas a tres de los comedores comunitarios que supuestamente estaban en operación en Guerrero, uno de los estados más pobres del país y donde se localiza el poblado de Cochoapa el Grande, periodistas de la agencia informativa AP no encontraron ninguno abierto”, fue el reporte de los enviados.

Más del 50 por ciento de los municipios considerados como prioritarios en el programa son indígenas; en Oaxaca, están 133 de las 400 localidades que integran la Cruzada Nacional contra el Hambre en todo el país, y en Chiapas, 55.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar