Últimas noticias:

Unidos por la niñez

La serie de protestas por parte de ciudadanos, organizaciones y asociaciones de padres de familia en contra de las modificaciones que se hicieron en el Senado a la Ley para proteger a la niñez, al parecer hizo eco en el Congreso de Nuevo León.


Por el bien de la familia


Y es que el martes de la semana pasada se aprobó por unanimidad un Punto de Acuerdo para pedir a los legisladores federales que regresen la iniciativa al Senado para que se hagan las correcciones necesarias, pues no están de acuerdo en los términos utilizados en la minuta por parte del Senado.

Como lo señalamos la semana pasada, una de las mayores preocupaciones de ciudadanos y padres de familia es sin duda el concepto de “derechos sexuales y reproductivos”, un término indefinido que agregaron ciertos senadores y que no se encuentran en nuestra Constitución ni en los tratados internacionales que vinculan al Estado mexicano, y que, como lo advirtió la CEM (Conferencia del Episcopado Mexicano) al carecer de una definición sobre su contenido y alcance, puede dar lugar a interpretaciones arbitrarias.

Entérese usted que el Cardenal Francisco Robles Ortega y el Obispo Eugenio Lira, presidente y secretario general de la CEM, señalaron además una de sus mayores preocupaciones: que en el proyecto de ley no se da una clara diferenciación sobre el ejercicio de estos derechos en relación con la edad. “No es lo mismo el grado de madurez de un niño de 11 años que el de un adolescente de 17”, explicaron. Y también manifestaron su preocupación de que se haga a un lado la orientación que los padres o tutores deben brindar a sus hijos en temas tan delicados como la sexualidad.

Lo cierto es que en los últimos días cientos de voces se han levantado en contra de algunos artículos de esta polémica ley, y no se trata sólo de padres de familia, iglesias u organizaciones no gubernamentales, también han levantado la voz intelectuales. Ellos consideran al artículo 87 como violatorio de la libertad de expresión, al no permitir que los niños den datos personales o referencias que permitan su identificación en los medios de comunicación, sin la autorización de sus padres.

Volviendo al Congreso de Nuevo León, el Punto de Acuerdo presentado por los legisladores el martes de la semana pasada y que ya se envió a San Lázaro, propone cinco puntos fundamentales para incluirle a esta ley:

1.- Que el Estado retome su labor subsidiaria y fortalezca a la familia.

2.- Que reconozca y apoye a la familia como la primera y más importante comunidad educadora.

3.- Que se respete el desarrollo evolutivo natural del niño y adolescente, pues de lo contrario se genera abuso e injusticia.

4.- Que los niños y adolescentes tengan derecho a una salud integral de su sexualidad de acuerdo a su etapa de desarrollo.

5.- Que todo niño tenga el derecho de vivir en una familia que le transmita valores éticos, cívicos, morales y religiosos.

Así las cosas, unos cuantos senadores se quisieron pasar de listos con lo más sagrado que tenemos: nuestros hijos. Ojalá que no lo logren, y que el ejemplo del Congreso de Nuevo León, de escuchar el reclamo ciudadano, lo sigan otros estados. Nuestros niños merecen una ley noble que los dignifique y proteja de verdad.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar