Últimas noticias:

Busca Mancera ser el “paladín” del aborto en México

El jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, cometió el jueves 24 de abril un error garrafal, producto, quizás, del exceso de licor emocional que le produjo beberse la cifra de 119 mil 500 abortos practicados en los últimos siete años en el DF, a través de la ley que permite cancelar embarazos (no interrumpirlos, que conste) hasta la doceava semana de gestación, porque después de ese lapso, la pérdida voluntaria e inducida del hijo por nacer se sigue calificando como delito.

 Miguel Angel Mancera promueve aborto

Ese día, para sorpresa de muchos, Mancera se erigió como “paladín” y vocero de un tema que ha sido, es y seguirá siendo muy delicado para la sociedad en su conjunto: la despenalización generalizada del aborto en México.

Haciendo gala de su siempre atinada elocuencia política, el mandatario capitalino se comprometió públicamente a promover el aborto legal ante los gobernadores que conforman la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), ya que el DF “es un referente” que muestra avances sustanciales que deben permear hacia otras latitudes.

“Tenemos que lograr que esto vaya más allá de las fronteras de la ciudad, tenemos que luchar para que también se alcance en otras entidades, tenemos que llevar este mensaje; y vamos a llevar este mensaje, por supuesto, en la próxima reunión de Conago para que se eliminen muchas de estas prácticas”, argumentó eufórico.

En opinión de Mancera, las 18 reformas Constitucionales que protegen el derecho a la vida (las cuales fueron aprobadas por mayoría calificada de diputados del PAN, PRI, PRD, PVEM, Convergencia, PT y locales, sin excepción de los congresos estatales de Chiapas, Querétaro, Baja California, Chihuahua, Campeche, Colima, Puebla, Durango, Jalisco, Nayarit, Quintana Roo, Guanajuato, Yucatán, Sonora, Morelos, San Luis Potosí, Oaxaca y Tamaulipas) son incompatibles con los derechos humanos establecidos en la Carta Magna.

Es decir, que el jefe de Gobierno del DF cuestiona de manera irresponsable la decisión libre y soberana que tales entidades han asumido con plena y absoluta autonomía de sus legisladores, incluidos, muchos, de su propio partido político, el PRD, al amparo del ejercicio democrático que les confiere el voto libre y secreto.

Habrá que recordar, por si ya se le olvidó al mandatario capitalino, que uno de los principales argumentos que emitió la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sus deliberaciones para avalar la despenalización del aborto hasta la doceava semana de gestación en el DF, fue precisamente el reconocimiento al pleno respeto a la autonomía de la Asamblea Legislativa del DF para adecuar y/o modificar las leyes y reglamentos que rigen y norman a la capital de la República.

Con ello, de manera simultánea, la Corte otorgó también pleno y absoluto respeto a las reformas constitucionales que a partir de 2008 se han aprobado en otras entidades del país para garantizar el derecho a la vida, las cuales, además, son acordes a los tratados, acuerdos y convenciones suscritas por el Estado mexicano, como la Declaración Universal de los Derechos del Niño y el Pacto de San José.

El señor Mancera pide “congruencia” con la protección a los derechos de la mujer, pero en este orden de ideas se le olvida que el producto que lleva la mujer en sus entrañas también es sujeto de derechos.

Será muy interesante saber cuántos gobernadores le harán segunda a Mancera con su propuesta a favor del aborto durante esa próxima reunión de la Conago, es decir, cuántos de ellos se arriesgarán a someterse al escrutinio de sus gobernados (afines o no a esa agenda), cuando estamos a poco más de un año de elecciones federales.

Creo, personalmente, que el señor Mancera debería ocuparse más de la agenda de su ciudad, sobre todo cuando el escenario es muy oscuro y escabroso en temas que involucran miles de millones de pesos en la llamada Línea Dorada del Metro, que lamentablemente salieron a la luz a pocas semanas de que, de manera unilateral, decidió un incremento de 2 pesos a la tarifa del Sistema de Transporte Colectivo, para supuestamente mejorar y modernizar el servicio.

Algo similar sucedió al inicio de su gobierno, cuando su antecesor, Marcelo Ebrard, dejó obras inconclusas (la Supervía, el segundo piso, la Fuente de Petróleos, entre otras), que le representaron a Mancera la erogación de varios millones de pesos.

Son muchos los pendientes que Mancera tiene en la Ciudad de México y por salud mental sería prudente que se abocara a atenderlos, en lugar de buscar falsos “reflectores” que sólo le representan momentáneas ganancias mediáticas.

Debe recordar que las 18 reformas constitucionales a favor del derecho a la vida no criminalizan a la mujer, ya que en México el aborto es un delito que históricamente ha sido tutelado por el sistema jurídico mexicano (desde 1871), razón por la cual, en estricto apego al sentido común, un delito no puede ser un derecho.

Señor Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno del DF, si su pretensión es pugnar por la plena despenalización del aborto en el país, le sugiero asesorarse con abogados constitucionalistas, a fin de que le preparen un buen speech que le permita entonces abanderar, con pleno conocimiento de causa jurídica, la absoluta invalidez de ese delito en México.

Pero dudo que desconozca los caminos jurídicos a seguir, ya que curricularmente cuenta con un doctorado en materia de Derecho… Pero si lo único que quiere es buscar reflectores para tratar de “posicionar” su imagen pública, me parece que la mejor opción será que se ponga a trabajar por el bien de los que vivimos y transitamos diariamente por la Ciudad de México.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar