Últimas noticias:

Así se construyó la Constitución CDMX

“No nos traguemos la rueda de molino de que Andrés Manuel López Obrador está a favor de la vida; PRD y Morena son lo mismo”, dijo Cecilia Romero, constituyente de la Ciudad de México.



Acompañada de sus pares Lisbeth Hernández Lecona y Alejandro Bustos, en un panel organizado por Red Familia el pasado 13 de febrero, para escuchar sus testimonios de cómo se construyó la Constitución de la Ciudad de México, Cecilia Romero dijo que “la política es el arte de lo posible a partir de lo real”. Y, en este sentido, señaló algunos logros, como el de incorporar el respeto a las estructuras familiares.

También, el que se reconociera en la Constitución CDMX el derecho y obligación de los padres de participar en la educación de sus hijos, la libertad de creencia y de conciencia, así como el derecho de actuar conforme a la conciencia ética, protegiendo la libertad de conciencia.

Compartió que, con muy poco margen, la izquierda logró incorporar el matrimonio gay en la Constitución CDMX. Sin embargo, no se aprobó el uso lúdico de la cannabis, la prostitución y el aborto a nivel constitucional.

Lamentó que esta batalla no fue de argumentos, sino del uso del poder y el ejercicio de mayorías, lo que dio por resultado una Constitución de la Ciudad de México facciosa.

Por su parte, el constituyente Alejandro Bustos, del Partido Verde Ecologista de México, tras apuntar que el tema de los matrimonios igualitarios no debe estar en la Constitución, porque ésta debe incluir sólo los derechos fundamentales, recalcó la importancia de la participación política de los ciudadanos.

Y con relación al tema del derecho a la vida, Alejandro Bustos indicó que, frente a quienes esgrimían que había miles de mujeres encarceladas por el aborto, quedó demostrado que eso es falso, ya que hay alrededor de un millón de abortos en México y hay menos de 30 mujeres privadas de su libertad por esta causa. Subrayó, sin embargo, que se deben atacar las causas y no los efectos de estas situaciones.

En su turno, la constituyente Lisbeth Hernández Lecona aceptó que no está satisfecha, pero que dio su mejor esfuerzo. Recordó que se presentaron muchas iniciativas a favor de la vida, de la familia, de la protección superior del menor; y que se logró rescatar el tema familiar.

Explicó que las izquierdas piensan que los temas de familia y vida son religiosos, pero aclaró que no lo son, sino más bien, cuestiones del orden natural, social y cultural. Recordó que hubo incluso constituyentes que dijeron que sobre su cadáver pasaría el derecho a la vida. Y animó a la gente que está por la vida y la familia a “ser más proactivos”, generando mayor conciencia.

Reconoció que uno de los puntos positivos de la Constitución CDMX es el que la participación ciudadana quedó integrada en el Instituto de Planeación Democrática, así como en las alcaldías, lo que significará un gran trabajo para la sociedad civil, para que se integren y vigilen a través de estos instrumentos.

En este sentido, exhortó a que ciudadanos, hombres y mujeres, se inserten en el servicio público y a redoblar esfuerzos en vista del resultado constitucional.

“Estamos viviendo en una ciudad egoísta; debemos enseñar a los jóvenes a que sean transformadores del mundo y no que el mundo los transforme a ellos… Fíjense a quién le van a dar sus voto; fíjense en las personas, no en los partidos”, concluyó.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar