Últimas noticias:

Disminuyen abortos en hospitales públicos de la CDMX

Pese que el número de abortos en la Ciudad de México en los hospitales públicos descendió a sus niveles más bajos desde que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) legalizó su procedimiento en el 2007, la presidenta del Comité Nacional Pro Vida, Rocío Gálvez de Lara, dijo que aún no hay nada que celebrar.



Explicó que, si bien es cierto que en el 2013 la cifra de abortos alcanzó su pico más alto, llegando a 20 mil 765, y que en el 2016 la cifra bajó a 18 mil 104 en los 21 hospitales del gobierno de la Ciudad de México, la cifra por sí sola es todavía alarmante.

Rocío Gálvez lamentó que todavía en el 2016 se hayan practicado más de 1 mil 500 abortos al mes; eso, sin contar los abortos químicos que se practican con pastillas, de las que nadie tiene control, y de los poco más de 50 abortorios privados, de los que tampoco se tiene información.

¿Quiénes abortan?

De las poco más de 18 mil mujeres que se practicaron el aborto durante 2016, la mayoría (47%) son jóvenes, principalmente estudiantes de preparatoria de entre los 18 a 24 años, seguidas de mujeres de entre 25 a 29 años (22%). Sin embargo, una de las cifras que más llaman la atención es que el 5.6% de las mujeres que interrumpieron su embarazo eran de menores de edad, es decir, niñas de entre 11 y 17 año de edad.

Recordemos que para ir a una clínica de aborto legal en la Ciudad de México sólo es necesario presentar una identificación vigente, y si tienes menos de 18 años, tienes que llegar acompañada de un adulto (no necesariamente familiar).

El Comité Nacional Pro Vida tiene como foco de atención a las menores de edad, quienes ven en el aborto una salida rápida a su situación personal, cuando en realidad es un hecho que su decisión de abortar va a cambiar su vida para siempre.

Rocío Gálvez identifica que uno de los principales problemas son los medios de comunicación que ejercen una presión en los adolescentes, sobre todo en el tema del valor del amor, el cual es distorsionado y confundido con sexualidad, y no se toma con seriedad las consecuencias de los métodos anticonceptivos.

Por último, Rocío Gálvez pidió a las autoridades revelar las cifras de aborto manejadas en los hospitales privados, para tener un mejor control sobre esto. De igual forma, pidió a las autoridad dejar de ver el aborto como una salida, y en su lugar, brindar un verdadero apoyo integral a las mujeres.

“Es frío, irresponsable, pero sobre todo inhumano, jactarse de una cifra que no está mostrando una realidad completa. No sabemos bien la dimensión y la trascendencia de este problema”, concluyó la dirigente del Comité Nacional Pro Vida.

@yoinfluyo

dlopez@yoinfluyo.com 


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar