Últimas noticias:

Animales de compañía: ¿hijos o mascotas?

Las mascotas de compañía, sobre todo los perros y los gatos, ocupan un lugar importante en la vida de los seres humanos, hasta el punto de ser considerados como miembros de la familia. Según el veterinario Gonzalo Silva, tanta ha sido la necesidad de estas personas de “humanizar” a sus mascotas, que les ocasionan maltrato animal.



El experto comentó que si bien los dueños tienden a expresar el cariño que le tienen a sus mascotas, esto no significa que sea bueno para los animales, ya que al buscar “humanizarlos” ocurre un efecto contraproducente al negarles la oportunidad de comportarse de acuerdo con su naturaleza que deriva en la pérdida de su identidad y les crea frustración e inseguridad.

Los problemas que más presentan este tipo de mascotas, son: deficiencias emocionales y de conducta, así como ansiedad cuando no están con sus dueños, por la dependencia que se les genera, tanto humana como a ciertas atenciones. En el caso de los perros, su agresividad por no poder relacionarse con otros perros y hasta trastornos compulsivos, son otros de los daños que presentan, apunta el veterinario.

Asimismo, hay personas que no dejan caminar a sus perros por traerlos todo el tiempo en brazos o llevarlos en el coche; y esto, según el experto es un error, a la vez común y grave, ya que los caninos pueden caminar hasta 80 kilómetros diarios, lo que les permite tener una buena salud física, pues al caminar se relajan; y esta es una buena forma de evitar problemas de conducta y socialización, ya que son caninos que viven dentro de una casa, aburridos y sin actividad física.

El experto precisó que ninguno de estos problemas son propios de los animales, sino inducidos por sus dueños, por querer darles más de lo que necesitan.

Por su parte, la psicóloga Leticia Martínez explicó que la adopción de animales para formar una mal llamada “familia” viene incrementándose desde la última década como resultado de la incapacidad de las personas de comprometerse con la vida en familia y mucho menos con un hijo, que demanda más atenciones que los animales.

Así, las personas, fundamentalmente las mujeres, tienen la necesidad de expresar su maternidad y una mascota les facilita esto, a la vez que, de presentarse problemas, se pueden deshacer de la mascota con mayor facilidad, que si fuera un hijo.

En México, el Instituto Mexicano del Registro Canino (IMRC) y el Instituto Mexicano del Registro Felino han logrado que los gobiernos de algunos estados de la República apoyen el registro oficial de los perros y gatos como miembros de la familia.

En los estados de Nuevo León, Colima, Sinaloa, Aguascalientes y Guanajuato se logró que a partir del 15 de diciembre los perros y gatos puedan ser registrados como miembros oficiales de la familia, y así “velar por los derechos, la protección, asistencia, conservación, cuidado, concientización, denuncia y defensa de las especies de compañía”.

@yoinfluyo

dlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar