Últimas noticias:

Proponen en Durango “Buró” de deudores alimentarios

Con objeto de que los padres cumplan con la pensión alimenticia de los hijos, pues los menores no tienen la culpa de nada, la diputada local Elizabeth Nápoles, junto con otros legisladores, presentaron el pasado 8 de noviembre una iniciativa para crear el Registro de Deudores Alimentarios Morosos en el estado de Durango.



En la exposición de motivos de la iniciativa de reforma al Código Civil del estado, se hace una muy objetiva y puntual referencia a la familia: “Al margen de estereotipos e ideologizaciones de índole científica, social o cultural, el núcleo familiar tiene el carácter de una institución natural, primigenia, anterior al Estado y a cualquier otra institución positiva, con los derechos y obligaciones inherentes a su naturaleza intrínseca, los cuales resultan esenciales y complementarios de los derechos humanos de las personas que la integran. Por ello, compete al Estado garantizar su tutela como asunto de estricto orden público”, como lo prevé la Constitución local.

Sobre esta base, los legisladores involucrados en la propuesta de las fracciones parlamentarias del Partido Acción Nacional y de la Revolución Democrática reconocen, a su vez, que la disolución del vínculo del matrimonio civil es una realidad, siendo muy fuerte el impacto en la economía de las familias, destacando que el derecho de los hijos a recibir alimentos tiene carácter de irrenunciable, tanto para ellos como para los deudores. No obstante esta obligación, en muchas ocasiones reciben la pensión incompleta o con retraso, por lo que proponen que el Código Civil estatal incorpore un Registro Estatal de Deudores Alimentarios Morosos.

En entrevista con Yo Influyo, la diputada Elizabeth Nápoles aclaró que la iniciativa no pretenden meter a la cárcel  los incumplidos, sino que la intención es que se haga una especie de Buró con los datos de los hombres o de las mujeres morosos. Quienes incumplan su obligación alimentaria, “serán sancionados con la inclusión de sus generales en una especie de indeseable ‘buró’”, señala la Exposición de motivos.

La inclusión del deudor alimentario en el Buró se realizará por órdenes de los jueces de lo familiar, cuando exista un incumplimiento de más de tres meses. Dicho Buró será administrado por el Registro Civil, mismo que podrá solicitar que se realice la anotación respectiva en el Registro Público de la Propiedad como un crédito preferente; y, además, se permite que el Registro Civil establezca convenios con sociedades de información crediticia para proporcionarles datos de los deudores alimentarios morosos.

Luego del cumplimiento de sus obligaciones, el deudor alimentario podrá solicitar que se cancele su registro como “moroso”, y el juez ordenará lo conducente. En la exposición de motivos se señala que entidades como Chihuahua, Veracruz y la Ciudad de México, ya cuentan con la normatividad respecto de registros similares.

Por su parte, el Lic. Jorge Bautista consideró positivo que se vayan armonizando una serie de conceptos que están en otras legislaciones, con la finalidad de que los deudores alimentarios cumplan su obligación a cabalidad.

Jorge Bautista precisó que la iniciativa contempla que, cuando se pretenda contraer nupcias, se debe hacer del conocimiento al futuro cónyuge la inscripción en tal Registro del otro pretendiente, y que así la persona que será la futura nueva pareja del deudor alimentario “lo piense dos veces” al conocer tal información.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar