Últimas noticias:

Proyecto del Ministro Zaldívar busca declarar al aborto como derecho

El próximo miércoles 29 de junio se encuentra listado para su discusión un proyecto de resolución en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que pretende calificar al aborto como un derecho, algo totalmente inusitado, ya que ni en ningún ordenamiento nacional o tratado internacional se reconoce al aborto como tal. Esto sugiere, por otra parte, un abuso del Ministro Zaldívar Lelo de Larrea, que de facto legisla desde el Poder Judicial.



Es la resolución sobre un asunto en que una mujer manifiesta que fue agraviada por autoridades sanitarias del ISSSTE, por negarse a practicarle un aborto. “M”, como se le denomina a la parte demandante del amparo, padecía problemas de sobrepeso y recientemente había sido intervenida para un Bypass gástrico, y su hijo había sido diagnosticado con una enfermedad que no comprometía su vida. Ante la negativa, “M” acudió a una clínica privada donde se le practicó el aborto, con más de 15 semanas de gestación.

Al solicitar el Amparo, el juez de distrito lo desechó de plano. Recurrió esta resolución, por lo que fue admitido para su estudio, por lo que se sobreseyó, es decir, no prosperó, ya que no había materia para el amparo, que busca volver la situación al estado en el que se encontraban antes del acto, pero como ella ya había abortado, no había manera de que el ISSSTE practicara el aborto: la sustancia de lo solicitado había desaparecido.

No obstante, “M” alegó que se le pagara el costo del aborto, y que mediante la sentencia se le restituyera en algo todos los sufrimientos que padeció. La Corte atrajo el asunto con el número del amparo en revisión 1388/2015.

En su demanda de amparo original también señaló como autoridades responsables al mismo Congreso de la Unión, por la aprobación de los artículos que relacionados con el delito de aborto en el Código Penal Federal, en general pondera las limitación al aborto como transgresiones a sus derechos a la salud, a la igualdad y no discriminación así como al libre desarrollo de la personalidad; sin embargo se debe aclarar accedió al aborto y tampoco fue procesada penalmente por lo que no fue sujeto de dichas normas.

La Ponencia del Ministro Zaldívar considera las normas como auto aplicativas, por lo que admitió al estudio las normas; en el presente, haremos algunas alusiones a afirmaciones que aparecen en el proyecto. Señala en su página 20 que estas normas imponen la obligación de llevar a buen término el embarazo, no obstante es la norma no hace una imposición, sólo protege el bien jurídicamente tutelado, que es la finalidad de todo tipo penal. 

Por otro lado, en la página 22 se dice que “estas normas dictan que conductas pueden realizar las mujeres con sus cuerpos y comprometen de manera definitiva su proyecto de vida…” este argumento, es por lo menos redundante, ya que el derecho regula la conducta externa del hombre, por lo que todo tiene que ver las acciones y la corporeidad del ser humano, no se regulan los pensamientos o emociones de la persona; por otro lado ninguna ley obliga al embarazo o es una decisión propia y libre o una acción delictuosa (violación por ejemplo) penada por el Estado no imputable a este.

Sobre aquellas causas en las que no se aplican una pena por este delito, la ponencia menciona que “dejan entrever que la salud de las mujeres tiene menos valía que el producto de la concepción”, y teniendo en cuenta que se pueden estar en contra del aborto en cualquier caso, en la normativa en específico, este argumento cae por su propio peso ya que ante la vida de la mujer, que obviamente es el grado máximo de pérdida de la salud, la norma cede la vida del no nacido a la de la madre; no obstante no cede ante cualquier tipo de afectación pero entre uno y otra el legislador, opta por la mujer; además en esta consideración la ponderación de la ponencia no considera que el concebido puede también ser mujer.

Más adelante el proyecto afirma que el no nacido no tiene derecho a la vida, que este lo tiene los que han nacido vivos y viables, pero que cuenta con una protección que va crece conforme se va desarrollando; y lo contrapone a los derechos de la mujer a la salud , a la igualdad y no discriminación, así como al libre desarrollo de la personalidad. En pocas palabras ante el sufrimiento que en su salud o en su fuero interno pueda tener la mujer, el no nacido es de poco valor, es nada, es descartado. Ante un daño parcial se prefiere la total destrucción del otro.

No obstante es alarmante que el Ministro pretenda llegar más allá que la legislación misma, considera al aborto como un derecho, que por si fuera poco no se basen en criterios objetivos sino en las absoluta subjetividad en el cuarto supuesto, así el Ministro considera que existe derecho al aborto en los siguientes casos: i cuando se encuentra en riesgo su salud; ii, cuando el embarazo se haya concebido contra su voluntad iii, cuando el feto no sea viable iv, cuando existan razones distintas a las enunciadas en los supuestos anteriores, pero que pertenezcan al fuero interno de la mujer embarazada…”

El presente no pretende ser exhaustivo respecto del contenidos del proyecto de resolución, sólo mostrar la relevancia del proyecto que pretende, sin ser un acto legislativo, elevar a rango de derecho el aborto.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar