Últimas noticias:

Parejas del mismo sexo no pueden replicar modelo original de familia

El 9 de octubre, Red Familia presentó la conferencia de Mark Regnerus, profesor de Sociología en la Universidad de Texas en Austin e investigador en el Centro de Investigación de Población y Senior Fellow en Estudios de Familia y Cultura del Instituto de Austin.


Estudio NFSS.


Regnerus es el investigador principal de “New Family Structure Study” (NFSS), realizado en 2012 y publicado en Social Science Reaserch, sobre una muestra de 15,000 personas entrevistadas en las que se incluyen personas que fueron criadas en su infancia por parejas del mismo sexo, hoy entre los 18 y los 39 años de edad, por lo que se pueden observar las experiencias de éstos ya en personas adultas, además de que hace una extensa comparación con diferentes estructuras familiares, desde la familia natural, donde el hijo vive con sus padres, padre o madre solos, adoptados, entre otros.

El profesor mencionó en su conferencia que entre las respuestas dadas por quienes fueron en su momento criados por parejas homosexuales, dijeron ahora que son adultos que “sí le reclamarían a sus padres”. Pero además queda comprobado que son estructuras muy inestables, ya que al analizar las respuestas de los encuestados, sólo el 2% vivieron con “ambos padres del mismo sexo” hasta por lo menos los 18 años, el 57% tuvieron esa convivencia con la pareja alrededor de 4 meses y un 23% esta relación se prolongó 3 tres años.

Otros resultados en la vida adulta de estos chicos es que en un muy alto porcentaje no cuentan con un trabajo estable y no se identifican como heterosexuales. La situación de éstos es más dramática, en cuanto a las consecuencias, cuando la madre es lesbiana con una pareja, que cuando se trata de un padre homosexual igualmente con pareja. Por ejemplo, en caso de ser criado por madre lesbiana con pareja, frente a una persona educada por sus padres biológicos, en la edad adulta, el 49% necesitan de la asistencia social frente a 10%; en el ámbito del desempleo, 40% contra 8%; en el primer caso asisten a terapia 17% frente a 8%.

Ahora bien, en el terreno de la afectividad, el 38% del primer grupo acepta haber sido infiel frente a 13% del segundo; el 26% de los primeros acepta haber tenido alguna Enfermedad de Transmisión Sexual y en el segundo grupo la incidencia es del 8%; y aún más grave el 26% del primer grupo fue tocado alguna vez por un adulto frente a 2% de los criados por sus padres biológicos; el 27% de los primeros fueron forzados a tener relaciones sin su consentimiento ante el 8% en el segundo caso. No necesariamente los obligan sus “padres”; sin embargo, se crea un ambiente propicio para que esto ocurra a los chicos, subraya el expositor, ya que muchas personas entran en casa, sin tener ningún vínculo con éstos.

En el caso de la secuencia en cómo entra una mujer en el hogar de una madre lesbiana, no es de forma inmediata a que termina la relación con su esposo, padre de su hijo; en general, hay algún otro hombre intermedio y tras esta nueva ruptura es que se convive con otra mujer.

Por otro lado, en cuanto ámbitos de salud física tales como hipertensión, diabetes, asma, fuerte temperamento, las estadísticas entre los criados por parejas del mismo sexo frente a los niños cuidados por sus padres biológicos, son también muy amplias contra los criados por parejas homosexuales. El estudio abarca otro tipo de estructuras; no obstante, los extremos estadísticos se hallan en familias con los padres biológicos y aquellos con madre lesbiana con pareja.

Mark Regnerus también comentó el estudio del P. Mullins, que elogió como mejor que el suyo, ya que su muestra llega a más de millón y medio; y con base en sus observaciones, éste afirma que los chicos en esta situación tienen serios problemas mentales, afirma el P. Mullins que no es posible replicar el modelo original.

Algunas conclusiones son que las relaciones parentales de personas del mismo sexo en general no son de larga duración; que tienen cosecuencias en la edad adulta de los pequeños; la estabilidad en una familia con ambos padre y madre paga beneficios como se puede ver en datos estadísticos y en situaciones tan objetivas como la salud.

El expositor dijo compartir con todos los resultados de su estudio, para ser transparente, como científico; no obstante recibió muchas críticas, pero él da a conocer la realidad. Recibió también muchos insultos y acepta que esta clase de estudios no es fácil publicarlos en Estados Unidos, pero sí en Europa, como lo hizo el P. Mullins, y lamentó que otros cientificos no difundan o no investiguen estos temas por temor o por mantener el empleo.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar