Últimas noticias:

Oaxaca ¿Dónde está el gobierno?

Exigimos que cese toda negociación de la ley con los criminales de la CNTE y se proceda a poner fin a los bloqueos carreteros en Oaxaca y a los saqueos.

1. Nunca en la historia del país, desde el fin de los conflictos armados a finales de los años veinte del siglo pasado, se había sufrido una perturbación tan grave de la paz pública como la que hoy se padece en Oaxaca.


México; Oaxaca, CNTE, criminales


Un grupo criminal, como es la CNTE, y sus aliados, no menos criminales, bloquean las carreteras del estado con el deliberado propósito de paralizar las actividades económicas, provocar desbastado y llevar a la población al hambre, a la desesperación y a la rebelión. Nunca ningún estado había padecido situación semejante.

Al mismo tiempo que mantienen los bloqueos carreteros, otras brigadas de los criminales de la CNTE y sus aliados atracan comercios y dañan propiedad privada y pública en diferentes localidades del estado, no sólo en su capital.

Encima de esto, ante las acciones de la Policía Federal y la policía local para poner fin a los bloqueos, los criminales de la CNTE y sus aliados atacan a los agentes del orden con bombas incendiarias y piedras para causarles graves lesiones y la muerte. El 19 de junio en Nochixtlán fueron todavía más lejos: hicieron disparos con armas de fuego contra la policía y varios de sus propios compañeros, a fin de provocar una respuesta armada y se produjera una masacre. En parte lo consiguieron: 9 muertos, fue el saldo.

Y por si fuera poco todo lo anterior, matones de la CNTE asesinaron a balazos en Juchitán al reportero gráfico Elpidio Ramos Zárate, a quien ya habían amenazado por cubrir los saqueos que estos criminales cometen.

2. Todos estos actos en Oaxaca no son sino TERRORISMO, delito que el código penal tipifica así:

Artículo 139.- Se impondrá pena de prisión de quince a cuarenta años y cuatrocientos a mil doscientos días multa, sin perjuicio de las penas que correspondan por otros delitos que resulten:

I. A quien utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radioactivo, material nuclear, combustible nuclear, mineral radiactivo, fuente de radiación o instrumentos que emitan radiaciones, explosivos, o armas de fuego, o por incendio, inundación o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación.

Eso, terrorismo, es exactamente lo que han venido cometiendo los de la CNTE y sus aliados: mediante violencia causan “alarma, temor o terror en la población” para “presionar obligar a la autoridad a tomar una determinación”, en este, caso abrogar la reforma educativa, recuperar sus privilegios (cobrar sueldos sin trabajar y controlar el presupuesto educativo) y liberar a líderes detenidos, incluidos aquellos presos por secuestrar niños y reclamar rescate.

3. Hasta antes de los hechos de Nochixtlán el gobierno del presidente Peña se había mostrado en general firme en no aceptar la coacción de la CNTE y no dialogar con estos criminales mientras mantuvieran sus actos ilegales.

Pero desde la noche del 19 de junio el gobierno empezó a flaquear. Para empezar, extendió condolencias a los familiares de los muertos por los hechos en Nochixtlán, como si se tratara de inocentes víctimas del terrorismo gubernamental.

¡Ninguno de los caídos, salvo los policías, era inocente! Todos ellos estaban ahí cometiendo graves delitos: ataques a las vías de comunicación, daños a la propiedad, lesiones dolosas, tentativa de homicidio, privación ilegal de la libertad, extorsión y TERRORISMO ¿De hoy adelante cada vez que un secuestrador o un sicario resulten muertos al enfrentarse con la policía o al ejército, el gobierno le va a extender las condolencias a los familiares de esos delincuentes?

Aun en el supuesto de que todos los muertos lo hayan sido por disparos de elementos de la Policía Federal, ninguno de estos agentes puede ser culpado de esas muertes. Ellos fueron atacados y no hicieron más que defenderse. En medio de la agresión es absurdo pretender que pudieran distinguir entre quienes los querían asesinar a balazos y los que “sólo” trataban de quemarlos vivos o “sólo” romperles los huesos o “sólo” sacarles los ojos.

En ningún país con los más altos estándares  de respeto a los derechos humanos agentes del orden serían castigados por proceder como lo hicieron los agentes de la Policía Federa en Nochixtlán, en legítima defensa de sus vidas.

Peor aún, el gobierno no dio una versión oficial de los hechos e hizo pasar al Comisionado de la Policía Federal como un mentiroso por haber dicho que los elementos bajo sus órdenes fueron agredidos a balazos.

Esa noche el gobierno federal tendría que haber salido ante la opinión pública a mostrar los videos en los que se registra como los criminales de la CNTE y sus aliados fueron los agresores.

¿Por qué el gobierno no mostró los videos? ¡Por que no existen! Porque este gobierno cree que las acciones policiales son sólo policiales y no actos políticos ante la violencia política de los terroristas. Por ello no hubo el elemental video-registro de los hechos, después de tantos incidentes como el del 19 de junio.

El gobierno apenas mencionó las graves lesiones que decenas de policías sufrieron ¿Por qué? Porque lo que ha hecho el gobierno en ese caso, en Oaxaca y en muchos otros casos, es inhumano: para enfrentar a criminales muy violentos el gobierno envía a policías desarmados y que no pueden defenderse, por lo cual terminan siendo gravemente lesionados, quemados, privados de la libertad, torturados y asesinados.

El gobierno aplica las tácticas más torpes para enfrentar a los terroristas de la CNTE y sus aliados: enviar a policías desarmados a enfrentar a agresores armados, en lugar de, por ejemplo, usar las tanquetas de que dispone, entre ellas las que derriban a los agresores con chorros de agua.

Pero la conducta del gobierno siguió empeorando. Los 23 detenidos en flagrante delito por los hechos en Nochixtlán fueron liberados, a pesar de que entre ellos podría haber responsables de los asesinatos.

Y peor todavía, el gobierno se puso a negociar la ley, en lugar de aplicarla, con los criminales de la CNTE.

¿Qué negocia el gobierno?, ¿echar abajo la reforma que el propio presidente promovió y presentó como un de su mayores logros?, ¿permitir que estos criminales paren clases y desquicien Oaxaca cada vez que quieran sin la menor consecuencia?, ¿devolverles el control sobre la educación y el presupuesto educativo?, ¿liberar a quienes secuestran niños?

Justo es preguntarse ¿dónde está el gobierno cuyo jefe juró cumplir y hacer cumplir la ley?, ¿dónde está el gobierno que prometió que no iba a administrar al país sino a transformarlo?

4. La sociedad mexicana ha comenzado a movilizarse en defensa de la educación y contra la barbarie de la CNTE.

Por nuestra parte demandamos al Presidente Peña a que honre el juramento que hizo al tomar posesión de su cargo de cumplir y hacer cumplir la ley. Exigimos que cese toda negociación de la ley con los criminales de la CNTE y se proceda DE INMEDIATO a poner fin a todos los bloqueos carreteros en Oaxaca y a los saqueos.

Demandamos que estos operativos sean debidamente documentados y que los policías no sean enviados desarmados para quedar inermes ante la violencia de los terroristas. Exigimos que todos los responsables de los actos de violencia sean detenidos y acusados penalmente, como corresponde, por el delito de terrorismo.

Y pedimos que el Presidente la República promueva la aplicación del artículo 29 de la Constitución y el Congreso lo respalde. Y si para restablecer el orden hay que recurrir a las fuerzas armadas, no debe haber la menor la menor duda en hacerlo.

¡Ya basta!

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 


Síguenos en nuestras redes sociales

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar