Últimas noticias:

¿Qué debe hacer un católico después de Spotlight?

Es triste saber que “Spotlight” ganó el Óscar a “La Mejor Película”, porque su tema de pederastia acabará por alejar de la Iglesia a “católicos tibios”.

Después de la entrega de los Óscar, no quiero hablar sobre quién está detrás de los premios de la Academia, pero sí quiero expresar quién y cómo espero que se reciba la noticia de que “Spotlight” ganó un Oscar como “La Mejor Película”.


Spotlight


Como católica, para mí fue muy triste saber que esta cinta se había llevado el premio mayor, y es que su temática, basada en una supuesta historia real sobre los padres pederastas, siempre será un asunto polémico, que presentado a “católicos tibios” o personas que desconocen su fe, acabará por alejarlos de la Iglesia.

Y es que, cuando una película gana el Oscar, siempre atrae más los ojos del mundo, y de hecho creo que ese es el objetivo, que más y más personas se convenzan de que los sacerdotes son pederastas.

Yo no pretendo desmentir el hecho de que existen casos de sacerdotes pederastas y de que hacen mucho daño, no sólo a sus víctimas, sino a todas sus familias y a la comunidad. Como sé que también existen los esposos y esposas infieles, los pedófilos, violadores, asesinos, secuestradores y cualquier otra gama de personas que de un modo u otro buscan un bien o satisfacción para sí mismos a costa del mal al otro.

Lo que quiero hacer ver es que los católicos tibios no se pueden quedar en esa temperatura: o se preparan o se apartan del camino, y que los que no lo somos, y estamos seguros de la Verdad que seguimos, debemos orar más y mejor por la Iglesia y por nuestros sacerdotes, por ellos especialmente, tal como nos lo pide continuamente el Papa Francisco, porque siendo hombres comunes como nosotros, son mayormente tentados porque ellos logran cada día el milagro de la Eucaristía, porque sin ellos no habría hijos de Dios, todos seguiríamos manchados por el pecado original, ya que ellos nos dan el Bautismo; porque sin ellos no gozaríamos de las Gracias de los Sacramentos, porque sin ellos nos mantendríamos en el pecado sin confesión ni reconciliación.

Las tentaciones son muchas. “Aquel de vosotros que esté sin pecado, que le arroje la primera piedra” (Jn 8, 7).

@yoinfluyo

@claudiaortizdev

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

* Las opiniones expresadas en este artículo, son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 


Síguenos en nuestras redes sociales

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar