Empresas lideradas por mujeres, son más rentables

Las empresas y corporaciones que cuentan con liderazgos femeninos suelen ser entornos más humanos en los que existe mayor comunicación, la gentes se siente más protegida y con más confianza, derivado del comportamiento natural de las mujeres que por su esencia son cuidadoras, actúan con más calma y suelen ser menos arriesgadas, características que no compiten con la de los hombres, sino que son un complemento con el liderazgo masculino, afirmó para Yo Influyo Mónica Flores Barragán, Presidenta para Latinoamérica de Manpower.


Mónica Flores


Sin embargo, reconoció que todavía prevalece una cultura de negocios masculina, que tiene su raíz en la educación de las pequeñas quienes no son entrenadas en muchas habilidades que se requieren dentro de las organizaciones, como por ejemplo tomar riesgos, hablar de manera concreta, ser protagonista en una junta, expresar sus ideas o inclusive atreverse a equivocar. “Desde niñas nos van educando a estar quietas, calladas, a atender a los demás, a ser agradables y eso también va limitando tu comportamiento dentro de una organización.

Asimismo, consideró que las mujeres deben desarrollar continuamente competencias transversales que les ayudarán a tener un plus en su desarrollo profesional, las cuales consisten en mejorar sus capacidades para trabajar en equipo, resolver problemas, adaptabilidad, creatividad, así como para tener una mejor inteligencia emocional.

Flores Barragán aseguró que los principales frenos para las mujeres son las culpas y los miedos, mencionó que estadísticamente está comprobado que 45 por ciento se sienten culpables porque al trabajar no pasan suficientes horas con sus hijos así como por la limpieza en el hogar; a pesar de ello, comentó, quienes estudiaron pero decidieron quedarse en su casa también son víctimas del sentimiento de culpa pues consideran que no están usando sus conocimientos para generar mayores recursos para el hogar.

Derivado de estas situaciones, las mujeres seguimos ocupando puestos operativos en general, obteniendo salarios más bajos, en áreas de soporte no en las áreas protagónicas de negocios, lo cual hace más difícil que a lo largo del tiempo se llegue a ocupar puestos de liderazgo dentro de las empresas.

La también presidenta de la American Chamber en México, aseveró que está comprobado que cuando más mujeres toman decisiones en una empresa estas son más rentables, y cuando más mujeres hay en un consejo directivo también se generan más utilidades. Cuando en una organización hay más inclusión, existe mayor compromiso de los empleados, menor rotación y mejor desempeño, subrayó.

A pesar de los avances en la inclusión de las mujeres en el sector laboral, indicó que 48 por ciento de las mexicanas decide no aceptar una promoción por el impacto que pueda tener en su vida personal, además a los 2 años de estar en una empresa solo el 7 por ciento de las mujeres han negociado un aumento de sueldo contra el 57 por ciento de los hombres.

Los rezagos salariales del sector femenino, por no atreverse a negociar los incrementos de sus sueldos, son de 10 años, por lo menos ganamos 10 por ciento menos. Esta brecha salarial equivale a que las mujeres trabajáramos casi 2 meses gratis sin contar que llevamos toda la carga del cuidado de la casa y la familia propia y extendida, tenemos una sobrecarga de trabajo no remunerado de por lo menos 15 horas a la semana, destacó.

Asimismo, mencionó que las promociones entre los hombres se dan a los 2 años después de que llegó a trabajar a algún lugar, sin embargo, en el caso de las mujeres, cuando llega a haber algún ascenso se da, en el mejor de los casos hasta los 3 años.

Entre las metas de muchas corporaciones globales de aquí a 2020 y 2030 se encuentra la de atraer y retener el talento femenino, lo cual desde adentro de las organizaciones puede hacerse mediante un apoyo en la vida profesional de las mujeres, quienes por su parte deben reflexionar para saber qué es lo que quieren para la etapa de su vida y tener claridad hacia dónde se quieren dirigir.

Mencionó que entre las condiciones de las empresas para retener a su talento, tanto masculino como femenino, deben contar con flexibilidad laboral que se reflejen en horarios adecuados y flexibles o inclusive de facilidad para realizar el trabajo a distancia, contar con salas de lactancia, así como de maternidad y paternidad, todos estos temas tienen que ver con que la mujer logre un mejor balance en su vida personal, indicó.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.