Últimas noticias:

Trata de personas, batalla a ciegas

Uno de los delitos que más daña a la sociedad es la trata de personas, ya que a través de la utilización y degradación de seres humanos, a quienes explotan o con quienes trafican, obtienen ganancias económicas y diversas concesiones que muchas veces no son perseguidas ni castigadas debido al sometimiento físico y psicológico en el que mantienen a sus víctimas quienes no se atreven a denunciar, pero en México también por la debilidad de las políticas públicas en la materia, la falta de coordinación entre las autoridades de los tres niveles de gobierno y el escaso nivel de conocimiento del tema.



Esta problemática se padece a nivel mundial, por lo que gobiernos y diversas organizaciones se han dado a la tarea de prevenir y combatir esta práctica en la que todas las naciones del orbe han sido afectados, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas quienes son consideradas por los delincuentes como objetos y mercancía, por lo que para hacer énfasis en esta lucha, cada 30 de julio se conmemora el Día Mundial contra la Trata.

Para luchar contra este fenómeno México se adhirió al protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños, conocido también como el Protocolo de Palermo, además de que en varios estados de la República se contaba con leyes especiales en la materia y se contemplaban el delito en sus códigos penales. Pero fue hasta el 14 de junio de 2012 que el Congreso de la Unión promulgó la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos, la cual en 2016 se modificó después de que se discutieron durante cuatro años reformas a la misma.

En 2010 la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados creó la Comisión Especial de Lucha contra la Trata de Personas, la cual fue presidida por Rosa María de la Garza Ramírez, quién públicamente se hace llamar Rosi Orozco, y en aquel momento ocupaba un escaño por parte del Partido Acción Nacional (PAN), además ser activista en este tema y pastora de la iglesia que fundó junto a su marido, Alejandro Lucas Orozco Rubio, La Casa Sobre la Roca.

Rosi Orozco promovió e impulsó mediáticamente el tema de la trata para apuntalarse personalmente en círculos políticos nacionales e internacionales, lo cual ha conseguido de manera exitosa logrando inclusive introducirse en el propio Vaticano, ya que su finalidad juntamente con su esposo a través de su secta es incidir en las leyes y políticas públicas.

Un paso adelante y varios para atrás

A finales de junio del presente año, la presidenta de la Comisión contra la Trata de Personas del Senado, Adriana Dávila Fernández, presentó el análisis y evaluación del Informe Anual 2015 de la Comisión Intersecretarial para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos de la Secretaría de Gobernación.

Contrariamente a lo pudiese esperarse, de acuerdo al manejo mediático que durante año se ha venido dando al tema de manera triunfalista, los resultados del exhaustivo y detallado análisis que esta comisión realizó no fueron nada halagüeños, muy por el contrario dejaron entrever que debido a la falta de armonización con leyes y tratados internacionales así como leyes y reglamentos de los estados, los diversos organismos involucrados parten de referentes distintos, manejan información propia, carecen de mecanismos de actuación para prevenir y sancionar el delito, además de que nadie garantiza el tratamiento y ni resarcimiento de daños a las víctimas.

Al dar a conocer el informe, la senadora Dávila Fernández indicó que “la falta de investigación y las confusiones que ha generado la tipificación del delito de trata de personas, se ha traducido en una simulación por parte de las autoridades tanto federales como estatales que, derivado de este análisis y evaluación, evidencian omisiones, falsedades o mentiras en las cifras que reportan para cubrir sus deficiencias en la persecución, procuración y atención de este delito”.

Asimismo, reconoció que “todos los esfuerzos son importantes y no pueden desdeñarse, la realidad es que estas deficiencias no ayudan a reconocer la gravedad del delito, se pueden traducir en impunidad o complicidad para que las autoridades encargadas de la prevención, persecución y atención a víctimas encuentren huecos que les permitan falsear, omitir o incluso mentir respecto de la información”.

Coincide informe estadounidense

El informe sobre la trata de personas 2017 que acaba a dar a conocer el Departamento de Estado de Estados Unidos, indica que “el gobierno de México no cumple plenamente con las normas mínimas para la eliminación de la trata… gobierno no cumplió con las normas mínimas en varias áreas clave. La complicidad oficial siguió siendo un problema grave y en gran medida sin solución. El gobierno identificó menos víctimas y proporcionó servicios especializados limitados para víctimas identificadas de tráfico. Los refugios seguían siendo inadecuados en comparación con la escala del problema y los servicios para las víctimas no estaban disponibles en gran parte del país, dejando a muchas víctimas reportadas vulnerables a la trata de personas”.

Señala que es necesario fortalecer los esfuerzos para investigar y enjuiciar los delitos de tráfico y condenar a los traficantes. Considera que deben aumentarse los esfuerzos para responsabilizar a los funcionarios públicos que participan en la trata mediante procesos eficaces y condenas rigurosas. Destaca que es necesario elaborar y aplicar un plan de acción estratégico nacional sobre los servicios para las víctimas, en consulta con las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales, a fin de incluir servicios especializados de víctimas de la trata y refugios financiados por el gobierno.

Asimismo, es necesario enmendar las leyes contra la trata a nivel federal y estatal para incorporar la definición de trata de leyes internacionales. Aumentar la capacidad de los comités de lucha contra la trata a nivel estatal y de las unidades especializadas en la lucha contra la trata para que respondan más eficazmente a los casos de trata mediante un aumento de la financiación y la capacitación del personal, y continuar mejorando los mecanismos de coordinación entre las autoridades federales, estatales y locales.

Es de resaltar que el análisis de la Comisión Contra la Trata del Senado, llegó a las mismas conclusiones a través de un estudio comparativo de cifras e informes de las diversas instancias de los tres niveles de gobierno involucradas en prevenir y combatir este fenómeno.

Cruzada a obscuras

La discordancia en prácticas, técnicas, datos, información, cultura y responsabilidad en torno a la trata de personas conforman un severo daño en el tejido social así como una peligrosa mezcla que, por un lado, permite actuar sin cortapisas a quienes cometen este y otros delitos que se relacionan o desprenden de esta lacerante práctica, y por el otro, las autoridades dan palos de ciego en la batalla contra este fenómeno, ya que no puede atacarse lo que se desconoce.

La senadora Adriana Dávila al presentar el análisis y evaluación del Informe Anual 2015 de la Comisión Intersecretarial, aseguró que las autoridades mexicanas tienen una deuda con la sociedad en este ámbito, por lo que instó a hacer un esfuerzo para cambiar la actual situación.

El reto es mayúsculo, para construir políticas públicas eficientes se requiere más que buenas intenciones, discursos sentimentalistas y premios entre amigos, se necesita un compromiso real con la sociedad para evitar que más personas caigan en las garras de los tratantes de personas así como para rescatar a las víctimas y ayudarlas a reinsertarse en la sociedad. Este compromiso debe ser tanto de las autoridades como de las organizaciones de la sociedad civil que atienden este tema, así como de la sociedad en su conjunto a fin de contar con mejor información y formación.

Por otra parte, cabe recordar que el miércoles 8 de febrero el papa Francisco celebró la Jornada de Oración y Reflexión contra la trata de personas, que este año está dedicada de forma particular a los niños y adolescentes, ante lo que pidió un mayor compromiso de los gobiernos del mundo en la lucha contra la trata de personas y en la ayuda a las víctimas. “Llamo a todos los que tienen responsabilidades de gobierno a combatir con decisión esa plaga, dando voz a nuestros hermanos más pequeños humillados en su dignidad. Debemos hacer todo lo posible para erradicar este crimen vergonzoso e inaceptable”, indicó.

@Yoinfluyo

redacción@yoinfluyo.com

sdominguez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar