Últimas noticias:

Venezuela, más 100 días de conflicto y contando

La crisis de un país antes próspero, hoy sumido en la pobreza, gobernado con base en la tiranía, es un foco de atención mundial. Venezuela que ha sufrido el deterioro de áreas tan importantes como la salud, la alimentación y su misma democracia, inició hace poco más de 100 días un periodo de protestas continuas. 


Protestas en Venezuela


El motivo de esta reacción de ciudadana es que el 4 de junio, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) resolvió retirar facultades a la Asamblea Nacional, para ser asumidas por el Poder Judicial, por lo tanto dichas sentencias fueron calificadas por la oposición al régimen como un “golpe de estado”.

Ante la presión y el riesgo de cargar con otro tipo de consecuencias legales el Tribunal dejó sin efecto las sentencias, sin embargo las manifestaciones ya habían comenzado y no se detendrían. El día 19 de abril se cita a una mega manifestación con 20 puntos de reunión solamente en Caracas, utilizando el hashtag #19VzlaEnLACalle, buscaban entregar una carta en la Defensoría del Pueblo.

Los objetivos de las manifestaciones, como lo señaló Henrique Capriles, líder opositor son: “elecciones, que se abra el canal humanitario, que se liberen los presos políticos y se devuelvan las competencias a la Asamblea Nacional.” Antes de dicho evento ya se contabilizaban 6 muertos por las manifestaciones.

Ese mismo día fue asesinado un joven que ni siquiera acompañaba al continente, al parecer a manos de los llamado “colectivos”, civiles armados pro gobierno. También fue asesinada una joven estudiante de 23 años.

Al día siguiente las manifestaciones salieron de los mismos puntos, y nuevamente fueron reprimidos, Lilian Tintori, esposa del preso político Leopoldo López; Henrique Capriles, y muchos otros líderes de la oposición salieron al frente de las columnas. Cientos de personas se vieron agredidas con gas lacrimógeno y muchos tuvieron que escapar por un río que lleva aguas negras, con lo que hicieron mofa dirigentes del partido oficial en redes sociales, burla que incluso Maduro retuiteó, lo que causó una gran indignación.

Por la noche en el zona conocida como El valle, en Caracas, tanquetas incursionaron en el vecindario, se dieron enfrentamientos e intentos de saqueos; 8 personas fallecieron al intentar robar una panadería resultando electrocutados accidentalmente, otros 2 murieron por intentar evitar que sus negocios fueran robados. Esa noche penetró gas lacrimógeno en un hospital materno infantil y mientras el gobierno culpaba a la oposición, esta respondía que quien posee las bombas lacrimógenas es el gobierno.

El 22 de abril se realizó una marcha silenciosa hacia las instalaciones de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en homenaje a las 21 víctimas que había hasta ese momento por las manifestaciones y la represión. La CEV siempre se mostró atenta y exigente de que se respetaran los derechos de la población, también en su libertad de manifestación pública, en esa marcha sólo hubieron incidentes aislados.

Las manifestaciones se sucedían con formas y objetivos definidos no sólo en Caracas sino en todas las regiones de Venezuela, organizadas por la Mesa de Unidad Democrática (MUD), que aglutina a las diferentes fuerzas de la oposición al gobierno, incluso marcharon los abuelos, quienes también fueron reprimidos; también las madres marcharon en su día.

Solidaridad extranjera

Ante tales hechos, organismos internacionales como el Parlamento Europeo y la Organización de Estados Americanos (OEA) voltean hacia el conflicto. La Eurocámara, llama a lo ahí ocurrido como “represión brutal”, y la OEA comienza a mover sus fichas en el continente, respondiendo Venezuela con el intento de salir del organismo, que no podrá abandonar hasta al menos 2019.

Quizás mas grave que el conflicto original de retirar facultades a la Asamblea Nacional, Nicolás Maduro, convoca el 1º de mayo, a una Asamblea Constituyente para la creación de una nueva Carta magna. Julio Borges, Presidente de la Asamblea Nacional, llamó “estafa” a este decreto y sentenció que Maduro estaba “disolviendo la democracia y la república” y afirmó que la lucha apenas comenzaba. La Constituyente no sería electa por voto universal, tendría un integración sui generis

Luis Almagro, Secretario General de la OEA indicó que las fuerzas armadas de Venezuela son responsables de cada tiro y de cada muerte. Las voces críticas se comenzaban a escuchar por ejemplo del Magistrado Danilo Mojica del TSJ, que pidió a Maduro rectificara su decisión sobre la constituyente.

Al comenzar junio las víctimas mortales sumaban ya 62. Por estas fechas la dirección de la CEV, tuvieron Audiencia con el Papa Francisco entregándole un informe sobre los muertos y sobre la situación humanitaria del país. 

Luisa Ortega, Fiscal General interpuso un recurso contra la Constituyente argumentando que viola la Constitución y el derecho al voto. Pero las instituciones afines al gobierno, respondieron poco después con una investigación, prohibiendo su salida del país y congelando sus cuentas bancarias. Ortega señaló que no se presentara al proceso que se sigue en su contra porque no ha cometido ningún delito y que este golpe de estado “es más grotesco” que el que sufrió Chávez en 2002. Las marchas a favor de Ortega tuvieron como saldo 4 muertos.

Maduro ha intentado la colaboración del Papa para generar un diálogo con la oposición, pero la Santa Sede ya había acudido previamente en un ejercicio similar pero sin voluntad del gobierno para asumir compromisos, por lo que en esta ocasión no participará si no se cumplen los acuerdos sostenidos previamente. Pietro Parolín señaló que para que la Santa Sede pueda activamente tomar esa colaboración son necesarias las “elecciones constitucionalmente previstas”.

La 47 Asamblea General de la OEA (19 al 21 de junio), si bien fue un capítulo difícil para la delegación venezolana, en la que intentó repartir culpas a sus homólogas incluso con su anfitrión, México, no se llegó al objetivo de emitir alguna resolución sobre la situación de Venezuela.

Actor sale a escena

Poco después apareció en escena un policía que lanzó granadas desde un helicóptero a inmuebles del Estado, pero pronto se supo que además de policía, es un actor que ha participado en cintas patrocinadas por el régimen. Ese día se trasladaron funciones de la fiscalía general a la defensoría del pueblo, controlada por un incondicional de Maduro. Al iniciar el cuarto mes de protestas suman ya 80 muertos, 1,400 heridos y más de 500 detenidos otras fuentes dan 4,000 detenciones ilegales.

Las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente están previstas para el 30 de julio y Maduro ya declaró que quien sabotee las elección será detenido. La oposición convocó a un plebiscito simbólico el próximo 16 de julio en contraposición a las votaciones de la Constituyente.

La crisis venezolana ahora también vio como civiles pro gobierno irrumpieron violentamente en la sede de la Asamblea Nacional e hirieron a tres diputados, Américo de Grazia, Nora Bracho y Armando Armas.

El presidente del episcopado venezolano, Monseñor Diego Padrón, señaló que en su país ya no hay una lucha ideológica sino “una lucha entre un Gobierno convertido en dictadura y todo un pueblo que clama libertad”. Señaló que "esta Asamblea prevista para fines de julio será impuesta por la fuerza y sus resultados serán la constitucionalización de una dictadura militar, socialista, marxista y comunista”.

El sábado 8 de julio después de 3 años, y cinco meses, salió de la prisión de Ramo Verde, el líder opositor Leopoldo López, para continuar con su “condena” en arresto domiciliario a causa de su deteriorada salud. Lo cual asume toda la oposición como un logro para su causa, no obstante están decididos a continuar hasta que sean liberados todos los presos políticos de régimen. Tras poco más de 100 días de protestas continuas, se cuentan ya 92 fallecidos a causa de la represión.

El gobierno venezolano tiene contemplada realizar unas votaciones para elegir a los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente a fin de reescribir la carta magna. Sin embargo, la población civil ha anunciado que no participarán, pues ven el riesgo de que se perpetre el actual régimen en el poder. Lo que la mayoría de los venezolanos demandan son unas elecciones libres y democráticas para sacar a Nicolás Maduro de la presidencia y así se restituya la vida digna y próspera que en el pasado tenían los venezolanos.

@Yoinfluyo

redacción@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar