Últimas noticias:

Yo Influyo por la Cultura del Encuentro

0:00 – 05.8

Estamos en el lanzamiento de la nueva plataforma de Yo Influyo. Y hoy tenemos el gusto de tener al fundador y presidente de Yo Influyo, Fernando Sánchez Argomedo, con quien tengo el gusto y el honor de platicar el día de hoy con él. ¿Quién es Fernando Sánchez Argomedo?

Mira, Memo; no me gusta mucho normalmente hablar de mí, no acostumbro hacerlo. Lo que quisiera resaltar es que soy un padre de familia, tengo cuatro hijos.

Tiene que ver con esto del quehacer en Yo Influyo. Soy una persona preocupada por dejar en mi país, por dejar en el mundo, una huella, en la medida de lo posible un granito de arena para la transformación. Desde que empezamos en Yo Influyo, hace diez años, ha venido transformándose la realidad del mundo, en particular el Internet nos ha permitido (estando en un medio de comunicación por Internet) estar a la vanguardia en la ola de esta transformación con los temas importantes.

Ése es el granito de arena, ése es Fernando Sánchez; y alrededor de todo eso hay muchos más aspectos personales.

-Guillermo Torres Quiroz (GTQ).- En el año 2003, año en que nace Yo Influyo, México estaba todavía un poco en la efervescencia de la alternancia, viendo que si la transición, la victoria de Vicente Fox, un cambio en el gobierno después de setenta años del PRI. ¿Cuál fue el motivante para el nacimiento de Yo Influyo en ese contexto?

-Fernando Sánchez Argomedo(FSA).- Justo en el 2003 (eran las elecciones intermedias) veíamos una caída de la participación social; de ahí la necesidad, estando desde la sociedad (no me tocó a mí estar participando muy de cerca en el gobierno de Vicente Fox, pero sí desde la sociedad) vemos la necesidad de hacer que las personas empujaran, que las personas participaran. Justamente esa fue como nuestra inquietud inicial: ser factores para que ese impulso que se dio en el 2000 pudiera continuar.

Entonces, lo que nosotros empezamos haciendo fue una plataforma de acción a través del Internet, plataforma de firmas electrónicas.

-GTQ.- ¿Y en qué momento empieza a ser ya un Medio de Comunicación?

-FSA.- Llegamos a la conclusión de que era importante y un paso hacia atrás no solamente hacer campañas, sino hacer más conciencia en la gente y que conociera el entorno en el que estamos viviendo; y eso nos llevó a decir: tenemos que empezar a dar más información. Ése fue el caminito inicial que nos fue llevando a construir, a visualizarnos como un medio de comunicación. El paso hacia atrás es: darle información a la gente para que la gente pudiera participar en forma y para que supiera por qué una reforma de ley, o una reforma en ciertos ámbitos, le podía afectar de manera individual.

-GTQ.- Hoy en día en Internet hay millones de páginas donde se maneja muchísima información, ¿qué es lo que hace distinto a Yo Influyo?

-FSA.- Yo creo que la gran diferencia de Yo Influyo con respecto a los otros medios de comunicación es que realmente tenemos una vocación humanista, una vocación por la persona. Y nuestras reflexiones también van ese sentido. Somos un medio de comunicación consciente de que debemos ir a reflexionar sobre la persona en lo particular y los efectos que tiene el entorno. Nos volvemos en ese sentido un vocero, una voz, un amplificador, de las realidades que afectan a la persona.

Desde que nos fundamos, desde el primer día, Yo Influyo tiene como objetivo la Solidaridad. La Solidaridad la visualizamos como el preocuparse por el otro. Pero para preocuparse por el otro, tienes que darte cuenta que el otro es otro yo, es otro como tú. Y cuando tú eres consciente de que el otro es como tú, es que tienes la capacidad de ponerte en los zapatos del otro.

-GTQ.- Los medios de comunicación, tradicionalmente, tienen agendas, o se dice que atrás de ellos hay grupos o personas que siguen alguna agenda en particular, ¿es el caso de Yo Influyo?

-FSA.- Qué bueno que comentas eso. Porque sí, en la historia de Yo Influyo se ha hablado (y lo pueden ver muchos en Internet), se ha hablado de que Yo Influyo obedece a ciertas agendas y cosas de éstas. Sí estamos muy claros de que no obedecemos a ninguna agenda, porque uno de nuestros valores es la búsqueda de la verdad.

Fíjate muy bien, y eso lo decimos constantemente: nosotros no somos poseedores de la verdad, somos buscadores de la verdad. Y eso hace una gran diferencia. No es lo mismo decir que tú posees la verdad (y en este sentido el Papa habla mucho de ser “autorreferenciales”: nosotros ser nuestra propia referencia), a decir somos buscadores de la verdad.

Es decir, vamos a los temas, vamos a las circunstancias, aunque nos cueste ir a las mismas. ¿Por qué? Porque nos interesa ir al fondo. Si hay algo que afecta a la persona, como el tema de la pederastia. Cuando nos hemos enfrentado a esa realidad, pues ni modo. O sea, por más que seamos católicos, es una realidad que vive el catolicismo, la cual no tenemos no tenemos miedo de abordar, porque no interesa la verdad. Porque si está afectando a las personas, nos interesa ir a ello.

-GTQ.- Bueno, Yo Influyo está presentando una nueva plataforma, un nuevo diseño en su página ¿qué se espera de Yo Influyo en el siguiente lustro?

-FSA.- Yo creo que algo que tenemos en nuestro DNA como institución, como medio de comunicación, es que hemos ido evolucionando constantemente. El Internet no te da otra opción, hay que entrar a evolucionar porque el Internet mismo va evolucionando, el uso de las redes sociales hoy, el multimedia; no puedes ser un medio de comunicación serio si no tienes vídeos, si no tienes texto, sino tienes podcast, si no tienes una propuesta y una oferta de contenidos variada. Pero también en la línea editorial. Nosotros hemos ido probando constantemente qué opciones hay de información, qué es lo que le agrada más a la gente; y hemos caído en algunas ocasiones en temas típicos en los que cae un medio de comunicación: el público qué pide; y entonces, conforme a lo que pide el público, voy dándole lo que pide el público.

Y a veces hemos renunciado a nuestra agenda. Nuestra agenda, que es la solidaridad, no es la agenda de ningún grupo político, no es una agenda ideologizada. Entonces, hoy nuestro tema es (y creo que en ese camino vamos) es una agenda que obedece a la naturaleza del mensaje que hoy hemos acogido, que es la solidaridad, pero desde la perspectiva, sin duda, del mensaje del Papa Francisco, como dices tú: la cultura del encuentro, resaltar las realidades del “descarte” que hay en esto, el mensaje de la paz, una serie de cosas que, en este sentido, las vemos no solamente al nivel del mundo, sino esas realidades macro también se viven a nivel local y micro, en nuestra ciudad, pero también en nuestro país. Entonces, yo creo que ese es el reto.

Nuestra agenda va en ese sentido, tiene que ir en ese sentido; y hemos estado transformando esa agenda, nos hemos enfocado. Ustedes pueden ver en esta nueva versión de la página que tiene menos opciones de menú, aunque la cantidad de temas se siguen abordando, nada más que de manera más enfocada.

-GTQ.- Se habla mucho de las redes sociales, que las redes sociales son una herramienta para las transformaciones sociales; tenemos el ejemplo de la “primavera negra”, que por medio de las redes sociales se llevó a cabo una transformación, incluso en su propio sistema político y social. ¿Qué opinión tienes al respecto?

-FSA.- Lo que más se puede resaltar de esta realidad de las redes sociales, es que ha acercado al mundo y que hoy las personas están informadas al instante de lo que pasa en cualquier parte del mundo, desde una entidad muy pequeña, un barrio, una situación muy particular.

Definitivamente han sido factores de transformación y de cambio; pero, en particular sobre el tema de lo que tú dices, de influencia en movimientos, yo creo que está más que demostrado. Sin embargo, lo que se ha sobrevalorado es que pareciera que las redes sociales, por sí mismas, pueden transformar; yo creo que, con base a la naturaleza de las cosas, existe la realidad complicada, es decir, no fueron las redes sociales las que hicieron el estallido, sino la realidad política que inquieta a la gente, y la gente utiliza las redes sociales para poner mucho más cerca a los demás, nos enteramos más de lo que está sucediendo, y evidentemente ese mundo exterior que antes era ajeno a esas realidades, hoy puede ser participe, apoyando o estando en contra o a favor de diferentes movimientos, y obviamente el amplificador hace que la preocupación internacional sea mayor. Y pareciera que hay mayor influencia en el cambio ¿Pudiera haber eventualmente mayor influencia en los procesos de cambio? Sin duda.

Pero insisto: las realidades sociales siguen existiendo; lo que hacen las redes sociales es amplificarlas y de manera diferente hoy nos hacen participe a todos. Antes, los medios de comunicación tradicionales sesgaban la información y tú te quedabas con la información de ese medio de comunicación; hoy las redes sociales te dicen ojo, no: lo que está sucediendo, por ejemplo, en el caso actual de Venezuela, no es lo que están diciendo los medios de comunicación de Venezuela, sino la realidad que se está viviendo en las calles es distinta y la ves en las redes sociales.

-GTQ.- Hoy en día, con esa fuerza que tienen las tecnologías, mucho se habla o se menciona sobre la libertad de expresión, sobre los derechos digitales, que les han llamado así; se habla también sobre si lo medios tienen que autorregularse. ¿Qué opinión tienes al respecto?

-FSA.- Yo creo que a nadie se le puede poner una mordaza, es el principio, es un derecho el poder expresarte. El derecho a la expresión es algo muy importante.

Y yo creo que los Estados deben estar muy claros de que deben crear mecanismos e infraestructuras para que la gente pueda tener esos espacios, para que pueda manifestarse y tener acceso a lo que está viviendo el mundo.

Hay dos fenómenos: uno es que hay analfabetos de la tecnología, que ese es un tema muy importante, y hay analfabetos porque el acceso de la tecnología a esa gente no se puede dar; y por el otro, es el tema de aquellos que necesitan los medios electrónicos para poder manifestarse con los limites naturales de la responsabilidad de cada quien. Yo creo que esos son los dos elementos. Ahora yo celebro, en ese sentido, que los Estados estén reflexionando sobre el asunto, no tratando de inventarse un nuevo derecho, porque no se trata de inventar un nuevo derecho otra vez a la raíz de las cosas, sino es el derecho mismo que tenemos, que el Estado nos debe ayudar a potenciar.

-GTQ.- Hace 11 años Yo Influyo nace; en su nacimiento se menciona la solidaridad. Once años después, tenemos un año ya con que Jorge Mario Bergoglio, el Papa Francisco, trae una agenda de acercarse al otro, de la famosa “cultura del encuentro”, de eliminar la “cultura del descarte”. ¿Cómo encaja Yo Influyo en esa dinámica que se está haciendo hoy en día en la Iglesia católica?

-FSA.- Me gusta mucho ese tema, es fascinante. En este proceso de reflexión, y estando en la ola del Internet y de la comunicación, uno de los temas que es nuestra raíz, que es la solidaridad, siempre nos ha llevado a pensar de qué manera podemos ser más eficaces, desde un medio de comunicación, para promover la solidaridad.

Yo creo que el Papa nos ha dado muchas luces, porque además hemos estado muy de cerca de todo el proceso, desde el cónclave al día de hoy. Pero te decía: él nos ha dado muchas luces de por dónde ir. En su reciente mensaje de las comunicaciones sociales, el Papa habla sobre reflexionar como medios de comunicación cuál es nuestra vocación, y hace referencia a una parábola, la parábola del buen samaritano: nos debemos de convertir en buenos samaritanos.

La reflexión que yo hago a muchos les puede causar un poco de escozor, sobre todo al segmento al que nosotros nos dirigimos; les puede causar un poco de escozor cuando se habla de la “opción preferencial por los pobres” o la opción preferencial por los más necesitados. Y la reflexión que yo les he hecho a algunos es muy sencilla: yo, que soy padre de familia, tengo cuatro hijos, y si alguno de mis cuatro hijos tiene una problemática en lo particular, aunque yo voy por los cuatro porque necesito atender a los cuatro, iré primero por el que más lo necesite en ese momento, de manera natural, de manera subsidiaria. Lo vivimos de alguna forma y nos causa a veces preocupación y escozor que se hable de ello. El Papa lo pone muy en contexto de manera muy importante. Ahora, eso no es convertir en una ideología, eso es muy claro. Sin embargo, la “opción preferencial por los pobres” en su mensaje es muy específico.

Ahora, desde los medios de comunicación hemos tratado de ir por ahí, creo que vamos por ese camino y creo tú me vas ayudar para que podamos lograrlo todavía más, a ir con más claridad en este sentido. Hay algunas series de iniciativas, creo que podemos acercarnos a la gente más necesitada para ser amplificador de sus realidades, es muy importante, eso como medio de comunicación nos parece fundamental.

Por otro lado, quizás en algún segundo momento o alguna segunda instancia, convertirnos en factor. La pregunta que nos tenemos que hacer y que nos tenemos que responder, porque tenemos que responder, es si los medios de comunicación pueden cambiar también esas realidades sociales de gente que está, como dice el Papa, descartada.

-GTQ.- ¿No sé si quieres agregar algo más Fernando?

-FSA.- Yo nada más agregaría, invitar a todos, a todas las personas que nos siguen, que nos leen, que vean nuestra nueva página, que la disfruten. Les pedimos que nos retroalimenten también, a nosotros nos gusta la retroalimentación, vivimos de la retroalimentación y hemos crecido muchísimo de cuando ustedes los que nos escuchan, los que nos leen, nos mandan sus comentarios.

Yo les pediría que de manera particular a mí, a través de los mecanismos que tengo yo de contacto, me manden lo que piensen de Yo Influyo y lo que les gustaría que fuera de Yo Influyo; y, bueno, que también disfruten de esta nueva plataforma y de la información que les vamos a ofrecer.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar