México no tendrá una dictadura.- AMLO

López Obrador aseguró que gobernará para todos los mexicanos, aunque hizo énfasis en que atenderá primero a los más pobres y desfavorecidos.



Luego de que el Instituto Nacional Electoral confirmara su victoria en la elección de este domingo, el virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció una conferencia de prensa, en la que aseguró que su gobierno no se convertirá en una dictadura “ni abierta, ni encubierta”.

 

Consciente de que buena parte de la población tiene temor ante su llegada al poder, hizo un llamado a la reconciliación nacional y aprovechó para enlistar una serie de compromisos en diversas materias:

 

Combate a la corrupción y la impunidad

 

El candidato de Morena-PT-PES aseguró que el centro de su gobierno será el combate a la corrupción ya la pobreza.

 

“La transformación que llevaremos a cabo consistirá, básicamente, en desterrar la corrupción de nuestro país. No tendremos problema en lograr este propósito porque el pueblo de México es heredero de grandes civilizaciones y, por ello, es inteligente, honrado y trabajador”.

 

“Bajo ninguna circunstancia, el próximo Presidente de la República permitirá la corrupción ni la impunidad. Sobre aviso no hay engaño: sea quien sea, será castigado. Incluyo a compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares. Un buen juez por la casa empieza”.

 

Primero los pobres

 

López Obrador aseguró que gobernará para todos los mexicanos, aunque hizo énfasis en que atenderá primero a los más pobres y desfavorecidos.

 

El Estado dejará de ser un comité al servicio de una minoría y representará a todos los mexicanos: a ricos y pobres; a pobladores del campo y de la ciudad; a migrantes, a creyentes y no creyentes, a seres humanos de todas las corrientes de pensamiento y de todas las preferencias sexuales.

 

“Escucharemos a todos, atenderemos a todos, respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y olvidados; en especial, a los pueblos indígenas de México. Por el bien de todos, primero los pobres”.

 

Mensaje de tranquilidad a los mercados

 

Aseguró que los cambios serán profundos, pero se darán con apego al orden legal establecido. Prometió libertad de expresión, de asociación y de creencias; además de garantizar todas las libertades individuales y sociales, así como los derechos ciudadanos y políticos consagrados en la Constitución.

 

“En materia económica, se respetará la autonomía del Banco de México; el nuevo gobierno mantendrá disciplina financiera y fiscal; se reconocerán los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales y extranjeros”.

 

“Los contratos del sector energético suscritos con particulares serán revisados para prevenir actos de corrupción o ilegalidad. Si encontráramos anomalías que afecten el interés nacional, se acudirá al Congreso de la Unión, a tribunales nacionales e internacionales; es decir, siempre nos conduciremos por la vía legal. No actuaremos de manera arbitraria ni habrá confiscación o expropiación de bienes”.

 

Combate a la inseguridad y la violencia

 

El ganador de la contienda retomó su discurso de campaña, en el que aseguró que el eje de su estrategia de seguridad será la atención a las causas que originan estos problemas.

 

“Estoy convencido de que la forma más eficaz y más humana de enfrentar estos males exige, necesariamente, del combate a la desigualdad y a la pobreza. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”.

 

Anunció que convocará a representantes de derechos humanos, a líderes religiosos, a la ONU y a otros organismos nacionales e internacionales para elaborar el plan de reconciliación y paz para el nuevo gobierno.

 

“Me reuniré todos los días, desde muy temprano, con los miembros del gabinete de Seguridad Pública; es decir, habrá mando único, coordinación, perseverancia y profesionalismo”.

 

Política exterior

 

“Seremos amigos de todos los pueblos y gobierno del mundo. En política exterior, se volverán a aplicar los principios de no intervención, de autodeterminación de los pueblos y de solución pacífica a las controversias. Y como decía el Presidente Juárez: ‘nada por la fuerza, todo por la razón y el Derecho´”.

 

“Con el gobierno de Estados Unidos de América buscaremos una relación de amistad y de cooperación para el desarrollo, siempre fincada en el respeto mutuo y en la defensa de nuestros paisanos migrantes que viven y trabajan honradamente en ese país” puntualizó el próximo presidente de México.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.