Le han tomado el pelo a José Antonio Meade, a Ricardo Anaya y a millones mexicanos entre los que yo también me cuento.

El 2 de julio, muchos nos tendremos que comer nuestras palabras. Lo que creíamos imposible, habrá ocurrido.

Los protagonistas de la estampida olvidan el viejo dicho priista: “Ahora es el tiempo de sumar. Ya después vendrá el tiempo de restar.”

Michael Flynn admitió haber mentido al FBI sobre una conversación con el embajador ruso en la Unión Americana en diciembre pasado.