El Tribunal Electoral explicó que, aunque no hay indicios de fraude, el organismo está obligado a revisar a detalle la elección.  

En el supuesto de que antes del 9 de diciembre Alejandra Barrales exhiba al CEN del PRD la solicitud de licencia a su cargo de Senadora, ella podrá continuar en el cargo de dirigencia nacional hasta el 11 de diciembre.