Monseñor Firmin, fue asesinado en Bambari, en las oficinas del Episcopado, quien por su labor en la mediación por la paz, era muy conocido.

La revista Mundo Negro y los Misioneros Combonianos entregan premio al arzobispo y al imán de Bangui por su trabajo para la paz en República Centroafricana.