Me encanta escuchar de la ministra Sánchez Cordero que es una mujer que defiende la universalidad de los derechos humanos, me gusta su afán de justicia social y de justicia para los más desfavorecidos.

La Próxima secretaria de Gobernación ha manifestado su intención de impulsar temas como la legalización de la mariguana, la producción de amapola y la Ley de Voluntad Anticipada.