Daniel Ortega criticó la labor de algunos obispos de Nicaragua, incluso el canciller del país buscó que el Vaticano les retire del Diálogo Nacional.

En países como Nicaragua o el Congo, la persecución a la Iglesia no se da al estilo de Boko Haram, pero también se transgrede el derecho a la libertad religiosa.

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó hoy la creación de un grupo de trabajo para abonar a los esfuerzos del sistema interamericano con el fin de encontrar una salida negociada a la crisis política en Nicaragua.

El gobierno de Nicaragua consideró como injerencista la propuesta de un grupo de países de la OEA de instalar una comisión de seguimiento al diálogo con opositores en ese país.

El cardenal de Managua, Leopoldo Brenes, aseguró que los obispos se mantendrán en la negociación con el régimen de Daniel Ortega como un servicio al pueblo, al que pidió no perder la esperanza.

Ante la violación de Derechos Humanos que se vive en Nicaragua, diversas asociaciones reunieron 42 mil firmas para pedir que se destituya al presidente Ortega.

En entrevista con Yo Influyo, la nicaragüense Xiskya Valladares llama la atención sobre la brutal represión del gobierno de Daniel Ortega contra los manifestantes y sobre los ataques contra la Iglesia en su país. 

Más de 20 naciones del continente aprobaron la resolución, que condena los ataques al clero y a la Universidad Nacional.

La Organización de Estados Americanos (OEA) sesionará de nuevo mañana martes para analizar la situación en Nicaragua, donde la gubernamental operación limpieza dejó 10 muertos este domingo.

Miles de ciudadanos marcharon en contra de la represión gubernamental, mientras los obispos no cejan en su labor de mediación en el Diálogo Nacional.


Email marketing by Interspire