Los países integrantes del Grupo de Lima, entre ellos México, aseguraron que la elección de Venezuela no fue libre ni democrática.

Cancilleres de una docena de países latinoamericanos, exigieron al presidente venezolano, Nicolás Maduro, cancelar la elección en su país.

La Asamblea Nacional Constituyente, anuncia que las elecciones presidenciales, en las que competiría Maduro, están programadas para antes de concluir abril.