Miles de ciudadanos marcharon en contra de la represión gubernamental, mientras los obispos no cejan en su labor de mediación en el Diálogo Nacional.

La Conferencia del Episcopado Mexicano envío un mensaje de apoyo a los obispos nicaragüenses que fueron atacados por grupos progubernamentales.