En países como Nicaragua o el Congo, la persecución a la Iglesia no se da al estilo de Boko Haram, pero también se transgrede el derecho a la libertad religiosa.

Un sacerdote católico murió por arma de fuego en la zona angloparlante de Camerún. Aún no está claro si fue un asesinato o falleció en el fuego cruzado entre separatistas y fuerzas del orden.


Email marketing by Interspire