Últimas noticias:

Alemania y Jamaica, un juego político, lejos del Caribe, pero ¿está cerca de gobernar?

Las elecciones generales en Alemania, el pasado 24 de Septiembre, arrojaron resultados adversos e inesperados: El gobierno de la gran coalición del Partido Cristina Demócrata/Unión Social Cristiana (de Baviera) y del Partido Socialdemócrata fueron duramente censurados por el electorado.


Política actual de Alemania


Sin embargo, la ganadora fue la actual Canciller Ángela Merkel, que con un 32.9% de los votos recibió nuevamente un mandato para formar gobierno para el próximo periodo legislativo hasta 2021. 

El Partido Socialdemócrata, con su nuevo líder Martin Schultz, hasta hace poco Presidente del Parlamento Europeo en Bruselas, obtuvo con 20.5% de votos el segundo lugar y resultó el gran perdedor de los comicios, por lo que declaró enseguida el paso a la oposición para mantener la dignidad de los socialdemócratas, al no quedar otra posibilidad formar una coalición con otros (dos) partidos minoritarios.  

Dentro de los valores de los principios democráticos y “last but not least”, el  Partido Extraparlamentario Alemán (AfD), ganó por primera vez el tercer lugar con más que un respetable 12.6%, por un electorado muy diverso, de populistas, extremistas, neo-nacionalistas radicales, incluso más que el partido francés “Front Nacional”, de  Marie Le Pen. Gracias a la consolidada democracia en Alemania, el AfD pudo constituirse en el nuevo parlamento con sus 94 escaños, como tercera fuerza, aunque para una gran mayoría de alemanes es un “verdadero quebrantar de cabeza”.  

Los demás partidos, que formaron en su conjunto la oposición en el último parlamento de 1913 a 1917, lograron prácticamente mantener sus posiciones invariables. La única excepción correspondió al Partido Liberal, que, después de haber estado ausente en el parlamento durante el último periodo legislativo, ganó nuevamente los votos suficientes para volver a entrar al parlamento y se le considera quizás es más accesible a compromisos dentro de las difíciles negociaciones, junto con otro partido de minoritario. 

El panorama político actual, concerniente a la formación de un nuevo gobierno de coalición, prácticamente de tres partidos, y por añadidura del partido Social Cristiano de Baviera en unión permanente con el Demócrata Cristiano de Merkel, no se le presagia desde un principio muy buenos augurios, por adversidades en los programas y  trayectorias políticas, ideológicas y comprometidas que los han caracterizado a estos partidos minoritarios a lo largo de los últimos años.         

De los dos partidos seleccionados para las negociaciones de un futuro gobierno de coalición, el Partido Liberal, que en estas elecciones repuntó con un 10.7% y consiguió nuevamente entrar al recién constituido parlamento, destaca su larga trayectoria,  desde la constitución de la República Federal en 1949, como tercera fuerza de tradición liberal, a pesar de sus actuales corrientes no conformistas, renovadoras,  apegado a las nuevas modalidades del siglo XXI, está visto de más compromisos.

El Partido Verde, como otro importante candidato externo, con un 8.9%, de corte ecologista, renovador, anti-establishment y anti-conservador, podría llegar a ser el que más obstáculos ofrece y poner en duda llegar a un compromiso negociado de coalición entre fuerzas políticas desiguales y distanciadas ideológicamente. 

La primeras tres rondas de pláticas, que empezaron en esta semana recién pasada, a pesar de que servirán únicamente de base para luego entrar en las negociaciones decisivas, transcurrieron “civilizadamente”, sacaron a la luz las divergencias abismales  existentes, sin haber tocado los principales 12 bloques temáticos, entre los cuales figuran:                      

Regulación y limitación de la problemática de refugiados y formular normas migratorias; 

Seguridad social, bienestar, finanzas, hacienda e impuestos; 

Protección de medio ambiente, reducción de las energías no renovables y cumplimiento de las responsabilidades del Acuerdo Climático de Paris; 

Definición de la futura política Europea y 

Mejorar las Condiciones de y Financiamiento de Educación.  

Esta comprometedora temática, con la consolidación del futuro socio-económico-político y la política pro-europeo, que también garantice un equilibrio de la posición y obligaciones de Alemania a nivel trasatlántico e internacional, requiere paciencia, tolerancia, compromisos y visiones. Se calcula que, con suerte, las negociaciones terminarán hasta diciembre para crear las condiciones de formar el gobierno de la amplia coalición, que a nivel siria por primera vez.

Un factor importante y quizás decisivo para las rondas de negociaciones es que la realidad política no dejará otra opción de convocar a nuevas elecciones generales, que  en este momento no interesa ni conviene a ninguno de los participantes de estas negociaciones.      

Para concluir cabe mencionar, que la “Coalición de Jamaica”, por los colores de los partidos, idóneos a los colores nacionales de Jamaica, entrará de todas formas en los anales de la historia de Alemania de la posguerra.   

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar