Últimas noticias:

El Viejo Continente lucha por la unión de “los 28”

El Viejo Continente, representado por la Unión Europea (UE) de los “28” Estados miembros actuales, está expuesto desde hace unos años a una lucha por su integridad y sobrevivencia en diferentes frentes, con intensidades diferentes y prioridades cambiantes.


Análisis internacional


Hace uno, dos o tres años, los frentes se basaron en principio en pretensiones de diferentes miembros de la UE en defensa de sus intereses soberanos, mantener sus posiciones nacionalistas, sus intereses políticos y económicos.

Dentro de estas preocupaciones, la moneda común, el EURO, reunía las máximas atenciones en defensa de su estabilidad y sobrevivencia, como logro supranacional e instrumento soberano de la UE para su gran Mercado Común de Europa, con unos 500 millones de consumidores.

En este contexto el Acuerdo de Schengen (firmado en 1985) de suprimir los controles a favor del libre tránsito de personas y mercancías entre los Estados miembros y asociados de la UE, era a su vez otro de los importantes y pareciera (hasta el éxodo de los refugiados de Siria, Afganistán, Iraq y otros países) imprescindibles instrumentos para la existencia y el buen funcionamiento de la UE.

Si bien es cierto que las aún no lejanas crisis económicas, en principio por la incapacidad de corresponder a obligaciones monetarias dentro de la UE, en primer lugar Grecia, cuya permanencia dentro de la UE peligró seriamente (en principio hasta hoy en día), Portugal, España, Italia principalmente, pusieron en serio peligro la estabilidad de la UE, de su moneda común e incluso su futuro y existencia. En consecuencia, los máximos instrumentos de la UE (la Comisión, el Consejo y el Parlamento Europeo con sede en Bruselas) estaban seriamente expuestos a una verdadera prueba de fuego para su existencia y consolidación.

Hoy en día, la actualidad de la UE es otra, por los diferentes frentes que han abierto el Éxodo de los Refugiados y la intensificación de atentados terroristas de los yihadistas del ISIS en Copenhague, Paris y el muy reciente en Bruselas. Los políticos y la ciudadanía en Europa en general consideran que la seguridad de la UE está en peligro y la amenaza terrorista sigue vigente por tiempo indefinido, afectando en principio a cualquier capital o ciudad europea.

El flujo masivo de refugiados y su migración hacia los países ribereños del Mediterráneo comenzó en realidad entre 2013 y 2014, y se convirtió en 2015 en un verdadero éxodo, que solamente en lo que se refiere a Alemania, sobrepasó con un ingreso de más de 1.5 millones las capacidades y disposición de admisión de este país, y causó a la vez cierto rechazo de mayor o menor intensidad en prácticamente todos los países de la UE.

En consecuencia, las problemáticas causadas por estas imparables e incontables corrientes de refugiados y emigrantes, han causado la aparición de nuevos frentes en diferentes países de Centro-Europa, principalmente en Francia, Alemania y Bélgica, que se acentuaron con el activismo populista, xenófobo y de extremismo derechista nacionalista. Como ejemplos de estas nuevas realidades está el auge del partido de ultraderecha de Marine Le Pen en Francia en las elecciones parciales el año pasado, y en Alemania la agrupación de ultraderechistas formada en un nuevo Partido de “Alternativa para Alemania”, que logró recién en las elecciones parciales en tres estados federados éxitos con porcentajes de un promedio de un 20% que permitieron su ingreso en tres Parlamentos estatales por primera vez.

Para estos nuevos frentes internos, mencionados solamente en los dos países centroeuropeos más importantes y representativos, sin comentar las posiciones ultranacionalistas de otros países como Polonia, Hungría, Serbia, Austria y otros, los más recientes atentados terroristas en Bruselas, la capital de Bélgica y a la vez sede de la UE con la Comisión, el Consejo y el Parlamento europeo, además de la representación de la OTAN, ha alentado más todavía a las corrientes nacionalistas extremadamente agresivas.

Los atentados terroristas en Bruselas el 22 de marzo de 2016, junto con los perpetrados en Copenhague el 14.02.2015 y en París el 19.09.2014 (Charlie Hebdó) y el 13.11.2015 (Bataclan) representan actualmente el frente común de más peligro para la sobrevivencia de la UE, con el agravante de las aún no solucionadas corrientes de refugiados y emigrantes en camino hacia Europa y, sobre todo, la guerra sangrienta en Siria.

En este contexto, hay que recordar que los atentados terroristas hace unos diez años en Madrid (el 11.04.2004 en torno a la Estación de Ferrocarriles de Atocha) y en Londres (el 07.05.2005 contra el transporte público), han constituido el principio del terror de los yihadistas islamistas y el ISIS, con los últimos ataques en París y Bruselas se ha vuelto más frecuente y más amenazante. De esta manera, el desafío existencial del Viejo Continente de Occidente se ha hecho más presente.

La gravedad del desafío del Estado Islamista radical de amenazas y atentados terroristas cada vez más radicales y sangrientos contra la estabilidad, convivencia y seguridad, y por ende de la existencia y el porvenir de la UE, son indicios inamovibles de peligro para un futuro incierto, no determinable.

La ejecución de los más recientes ataques terroristas en unas de las más importantes capitales centroeuropeas, que son Paris y Bruselas, no solamente reflejaron una mayor frecuencia de los ataques terroristas, sino una amplia y sólida presencia de un incalculable número de yihadistas, que en gran parte han nacido y viven como ascendientes de emigrantes islamistas en varios países europeos, y que por sus conocimientos de usos y costumbres han podido crear una vasta y peligrosa infraestructura clandestina con diferentes bases operativas.

Además, estos grupos de yihadistas se apoyan en una red de reclutamiento de jóvenes (estudiantes, etc,), seleccionados en diferentes lugares y países de la UE, dispuestos a  desplazarse a Irak y otros países islamistas para su capacitación y participación directa en combates de frentes de guerra de ISIS. Por otro lado, no se debe de menospreciar que de estos jóvenes un cierto número, que se estima actualmente en unos 2 mil aproximadamente, regresan a sus países de origen, para integrarse en los cuadros de voluntarios terroristas dispuestos a sacrificar sus vidas para la causa del islamismo radical.

En este momento, después de que Bélgica se ha convertido obviamente en el foco del yihadismo en Europa, la problemática común dentro de los países de la UE se caracteriza por inseguridad y miedo ante el terrorismo, agudizados por la aún latente crisis de los refugiados y emigrantes.

Las nuevas características del terrorismo islamista yihadista en países de Centroeuropa requieren con urgencia de la imposición de una estrecha cooperación y de intercambio entre las diferentes policías, los servicios de seguridad e inteligencias entre los miembros de la UE, para acabar con la pasividad y negligencia peligrosas.

En términos generales, cabe destacar que los mortíferos ataques terroristas en Bruselas se consideran como golpe contra la cultura de Occidente del Viejo Continente de Europa y el mundo libre en general por la presencia en la capital de la UE de personas de unas 40 nacionalidades diferentes.

La trascendencia de estos ataques terroristas en Bruselas se refleja, entre otros signos, en que Hollande, Presidente de Francia, solicitó un Pacto Europeo de Seguridad, que el Gobierno de Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos tener mucha precaución en viajes a Europa durante este periodo de terror. Por otro lado, es muy significativo que las autoridades belgas, después de los atentados del 22 de marzo pasado, no han abierto todavía el aeropuerto internacional de Zaventem, ni levantar la máxima alerta decretada en todo el país.

Cabe la pregunta de si el ISIS y sus yihadistas puedan seguir con sus atentados terroristas en Europa, si los combates aéreos y terrestres compuestos por fuerzas de diferentes nacionalidades consiguen debilitar y reducir más sus fuerzas y presencia en Irak y Siria.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar