Últimas noticias:

Similitud de autores de atentados de Paris, Toulouse y Copenhage

Después de los atentados de terroristas islamistas en Paris contra la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, en enero; en Toulouse, contra un centro educativo, y en Copenhage, contra una Cafetería cultural y una Sinagoga, en febrero pasado, el terrorismo radical llegó a Dinamarca.


Panorama mundial


Estos atentados terroristas llaman la atención por las similitudes y características que mostraron los cinco autores, por su procedencia de familias inmigrantes de países islamistas, sus antecedentes sociales y criminales, y muy particularmente su repentina radicalización política-social, su rechazo de los valores democráticos del Estado-nación-sociedad de Occidente, pero sobre todo su identificación con las creencias de un islamismo extremista y fanático.

Otro factor común es que estos atentados ponen a prueba los modelos de integración de estos países.

Por otro lado, es de subrayar que hay jóvenes (de ambos sexos) que intentan  integrarse en las filas de yihadistas para combatir con las unidades terroristas del Estado Islámico de procedencia de clases socialmente acomodadas, sin antecedentes migratorios, ni pasado delictivo.

En este contexto es de mencionar el reciente caso de tres adolescentes de Inglaterra que salieron de Londres vía Estambul para integrarse a las filas del ISIS en Siria.

Los cinco terroristas de Paris, Toulouse y Copenhage tenían en común procedencias de familias de inmigrantes de países islámicos, precarias condiciones sociales en su niñez y adolescencia, antecedentes criminales e infracciones con la ley desde temprana edad:

El autor de los atentados en Copenhage del pasado 14 y 15 de febrero, Omar Abdel Hamid El-Hussein, contra una Cafetería cultural y una Sinagoga, nació en la capital de Dinamarca, hijo de inmigrantes palestinos y de padres divorciados, por lo que en su adolescencia pasó una temporada con su madre en Jordania.

A sus 22 años de edad, El-Hussein tenía ya un historial de crímenes y condenas en la cárcel por posesión de armas, drogas, asaltos y violencia.

Al salir de su última condena, a principios de febrero pasado, personas allegadas a él observaron un cambio radical en su comportamiento político-social, pues habló con obsesión acerca de la religión islámica, del paraíso, del yihadismo y de las víctimas en la Franja de Gaza causadas por el ejército israelí. Además, mostró en Facebook sus simpatías con el líder de ISIS, Abu Al Baghdadi. Este abrupto cambio hace suponer que se radicalizó durante su reciente condena que pasó en la cárcel.

Los autores de los atentados terroristas en Paris, los hermanos Chérif y Kouachi, se criaron en un suburbio en el norte de la capital de Francia. Después de la muerte de sus padres, fueron ingresados en un internado municipal para adolescentes por órdenes de las autoridades competentes.

El otro terrorista de Paris, Coulibali, que asaltó un supermercado judío, cuya familia procedía de Malí, se crió en uno de los suburbios más marginados de Paris. Cometió su primer crimen a los 17 años, a los 18 años cometió con un amigo un asalto a mano armada y después de la condena correspondiente se hundió cada vez más en el hampa.

Mohamed Merah, el autor del atentado de Toulouse, a pesar de que fue educado por su madre en la religión islámica, cometió varios delitos de robo y sufrió dos condenas en la cárcel.

El impacto de cada uno de los tres atentados repercutió tremendamente no sólo en la ciudadanía, la sociedad y los gobiernos de las dos naciones, sino que despertaron también en todas las naciones de la Unión Europea un profundo dolor, solidaridad y rotundo rechazo del radicalismo y la violencia islamista.

Los gobiernos de los países de la Comunidad Europea y las instituciones de la Unión Europea coincidieron en tomar medidas en común más congruentes en seguridad pública, combate y control más eficaz de las instituciones islámicas de toda índole; intercambiar información sobre las comunidades y corrientes migratorias procedentes de países islamistas, así como prestar en común apoyo y asistencia a nivel de policías, de prevención, programas anti-terroristas y en materia tecnológica e inteligencia.

A raíz de estos atentados, varios gobiernos, como Francia, Alemania, Inglaterra y España, se comprometieron a tomar medidas especiales para garantizar la seguridad de las comunidades judías y de los ciudadanos judíos.

En este contexto, y a pesar de los compromisos de estos gobiernos europeos, causó gran sorpresa y disgusto que el Presidente de Israel, Benjamín Netanyahu, hiciera un llamado público a todas las comunidades y ciudadanos judíos en países europeos, de regresar a Israel.

En este momento, por los atentados, amenazas terroristas y ejecuciones de minorías cristianas en Irak y Siria por parte de ISIS, la ciudadanía de los países europeos en general, muy en particular los que corren más peligro por las constantes amenazas por su gran importancia política, social, industrial y tecnológicamente, están alertas y viven bajo medidas más estrictas de prevención y seguridad impuestas por sus gobiernos.

Hay pruebas de que los principales focos de reclutamiento de un número creciente de jóvenes fanáticos del islamismo radical son las redes sociales, círculos universitarios e incluso en ciertas mezquitas manejadas por predicadores extremistas pasantes.

Ciertos gobiernos de países europeos han podido registrar la salida de cientos de jóvenes que se han enlistado en los grupos yihadistas más radicales y sangrientos, y con la intención de regresar a sus países de origen, una vez hayan adquirido capacitación y experiencia para llevar adelante conspiraciones y actos terroristas.

Por esta situación, los gobiernos han profesionalizado sus medidas de seguridad, control y vigilancia policial, para contrarrestar los reclutamientos, enlistamientos y las salidas clandestinas de jóvenes de ambos sexos, confiscando sus documentos de viaje (pasaportes, tarjetas de identidad).

@yoinfluyo


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar