Últimas noticias:

Olímpicos sueños

Varios comentarios negativos por los supuestos (desafortunados) logros en los pasados juegos olímpicos, en Río de Janeiro, se manifestaron.



La sociedad (no en general) se encontraba muy inconforme, por los desempeños de la selección mexicana de futbol y por la no clasificación a las finales de muchos de los representantes mexicanos.

Incluso, y como es común, se buscaban culpables del motivo por el cual se obtuvieron mediocres resultados. Ya los diputados esperaban ansiosamente escuchar el informe del titular de la CONADE, ya los dirigentes de las Federaciones de las diversas disciplinas estaban tomando nota de lo que iban a reclamar, algunos deportistas, activos o no, ya manifestaban sus malestares a través de los diversos medios de comunicación. 

De igual manera, otro grueso de la sociedad indiferente al deporte, (o no se manifestaba; o bien, sólo comentaban, el desafortunado clásico: “siempre es lo mismo”). En efecto, de una u otra forma, las inconformidades, estuvieron presentes (no así para los que lograron obtener una medalla claro está, y si en verdad se trata de un competidor, entonces inconforme, seguro también estará). Y sí estuvieron así (presentes) tanto como la presente ausencia de la práctica de alguna actividad física de la sociedad en general.

No hace mucho, en este mismo espacio, se escribió: “…se ha considerado que la práctica de actividades físicas es el medio para lograr la cohesión social, fomentar la salud y prevenir actividades delictivas…”

En efecto, pareciera que solo se trata de un estallido durante los juegos olímpicos, pareciera que solo los representantes deportivos son los que deben clasificar, que solo los dirigentes de las Federaciones son los que deben dar cuenta de lo que sucede o que los legisladores (el gobierno en general) son los que deberían dar explicaciones a este acontecimiento.

Sin embargo, no debe ser así. Por el contrario, firmemente debemos entender que es un llamado (tanto como en otros temas) para que pongamos en práctica acciones que en consecuencia impulsen la cohesión social, el desarrollo personal y en consecuencia colectivo.

Estimados lectores de este espacio, los invitamos a que dejemos de ser espectadores y mejor seamos participes, en esta rama como en todas las demás, que por supuesto nos deben interesar por el simple hecho de desarrollarnos en sociedad. Una sociedad que aún no esta pérdida, una sociedad, nacional e internacional, que aún tiene grandes valores. No obstante, el círculo vicioso presente en materia deportiva, (como en otras materias) debemos saber que la mayoría de situaciones son consecuencia de lo que como miembros de la sociedad realizamos, por supuesto que ciertos acontecimientos, son un reflejo de nuestra sociedad pasada y actual. 

Por supuesto, que siempre estarán latentes los obstáculos, apoyo económico, burocracia, pasividad, indiferencia y todos aquellos obstáculos que limitarán el caminar, no solo de los deportistas más bien de todos lo que pretenden avanzar en todos los otros temas (de salud, educación, seguridad, justicia, etc.) No obstante, ello, el camino se debe seguir, ya para alcanzar una meta y obtener la victoria personal, ya para impulsar para que los demás miembros de la sociedad sigan adelante y mejor aún para conseguir ambos. Así, para lograr mejores resultados, se deberá seguir trabajando, partiendo del cotidiano andar de cada uno de los miembros de la sociedad.

Por ello, debemos fomentar la constante disciplina, debemos fomentar la continua aplicación de lo que queremos obtener (aplicable en específicamente todo). 

De allí, que poco a poco se conseguirán los mejores resultados, de allí que podríamos exigir a los actuales titulares que se desempeñen como debe ser: siempre por el bienestar de la colectividad que representa. De allí, que en futuras ocasiones se pudieran conseguir no solo medallas olímpicas, sino verdaderos olímpicos sueños desarrollándose en la realidad. No bastará que los obstáculos se presenten, como nunca bastará que sigamos en constante y continua evolución para conseguir que cada uno de nosotros, y en consecuencia nuestra sociedad, sea lo que tanto anhelamos.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar