Últimas noticias:

La Educación, tarea de todos

 "La educación es un acto de amor, es dar vida. Y el amor es exigente, pide encontrar los mejores recursos, para despertar la pasión y comenzar un camino con paciencia…”

– SS Francisco


Educación


En esta época, la educación está dirigida a una generación que está cambiando; por lo tanto, todo educador está llamado a cambiar. El educador debe ser, ante todo, muy competente, calificado y, al mismo tiempo, lleno de humanidad, capaz de fomentar en los niños y jóvenes su crecimiento humano y espiritual.

Niños y jóvenes tienen derecho a recibir una educación de calidad, que se sustente en un desarrollo integral y, al mismo tiempo, que sea impartida con profesionalidad. Pero, sobre todo, necesitan una educación de calidad humana, moral y espiritual; y para ello, no basta que los educadores sepan lo que deben hacer, sino que deben comprometerse en el servicio a los alumnos, dando testimonio y siendo coherentes, porque no se puede educar si no hay coherencia.

No obstante lo anterior, la educación no sólo depende de los docentes, sino también de otros factores. En este contexto, atendiendo estos otros factores, el Papa Francisco habla de un pacto educativo que se debe dar entre la familia, la escuela, la patria y la cultura. Sin embrago, dicho pacto está roto, lo que significa que la sociedad, la familia, y demás instituciones, delegan la educación en los agentes educativos, esto es, en los docentes, que –generalmente mal pagados– tienen que llevar sobre sus espaldas esta responsabilidad; y, si no logran un éxito, se les recrimina. Pero nadie recrimina a las diversas instituciones que han claudicado del pacto educativo y lo han delegado a la profesionalidad de un docente.

Por tal motivo, y a fin de lograr una educación adecuada en los niños y jóvenes, debemos reintegrar el esfuerzo de todos por la educación, de tal forma que la familia, la escuela, la patria y la cultura se involucren en la misma. Porque únicamente, si todos los responsables de la educación nos armonizamos y comprometemos, podrá cambiar la educación.

Todos tenemos el compromiso de proporcionar una educación que vaya más allá de los simples datos, cifras e información. Ciertamente, esos elementos educativos resultan importantes; pero también son importantes las virtudes y valores que hacen de la vida algo real y digno de ser vivido. Virtudes y valores transmitidos mediante el testimonio, que ayuden a que niños y jóvenes crezcan con una perspectiva trascendente.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar