Últimas noticias:

¿Votar o no votar? Una propuesta

El 7 de junio de este año tendremos elecciones en todo México, aunque no todos los estados elegiremos lo mismo. Será el año en que mayores puestos estarán en disputa. Y será la primera vez que operará la figura de candidatos independientes.


Proceso electoral 2015


En 15 entidades federativas, sólo votaremos para elegir diputados federales.

Se renueva la Cámara llamada Baja, así que elegiremos a 300 de mayoría y 200 de representación proporcional.

En 17 estados habrá también elecciones locales.

9 gobernadores, 540 diputados locales y 764 ayuntamientos o delegaciones, en el caso del Distrito Federal, de la siguiente manera:

En el Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco Estado de México, Morelos, Tabasco, Yucatán y Chiapas, habrá elecciones intermedias, es decir, eligen ayuntamientos y diputados locales.

En Baja California Sur, Campeche, Colima, Guerrero, Michoacán, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí y Sonora, además de todo lo anterior, elegirán gobernadores.

El Senado fue electo por 6 años en 2012, así que no hay nada qué modificar.

Allí donde haya elecciones locales, sean intermedias o de gobierno local completo, podemos suponer que habrá mayor nivel de votación que donde solamente elegiremos diputados federales.

Como cada vez que vienen procesos electorales, escuchamos nuevamente las voces de quienes invitan a no votar, en cualquiera de sus dos modalidades: no presentarse a casilla, o bien acudir a cumplir, que le sellen a uno su credencial, pero cruzar la boleta para anularlo, como forma de protesta.

En México no existe una figura jurídica que le dé peso a la abstención o al voto nulo, No sirve como protesta.

Si para que las elecciones fuesen válidas se requiriera un cierto porcentaje de votos nulos o de participación en las urnas, podríamos decir que tiene sentido ese llamado. Así vaya el uno por ciento de inscritos en el Padrón a votar, con esa ínfima proporción se integran los gobiernos.

Así que no tiene ningún caso ausentarse. Porque le facilita a aquellos que tienen capacidad de "movilizar" a sus votantes. El acarreo, pues.

Los beneficiarios del voto nulo, son los partidos que llevan a sus electores a las urnas, porque les sale más barato. Cuando la ciudadanía se vuelca sobre las casillas, no les alcanza a los "operadores".

Por eso, cuando voces respetables promueven la ausencia de las urnas, los más felices son los priistas, aunque en otros partidos no canten mal las rancheras.

Así que mejor le propongo algo distinto.

Clasifique y difunda su clasificación de los aspirantes.

Haga usted su propia matriz. Ponga en una columna a todos los candidatos que le piden su voto.

Y vaya poniendo usted palomita o tache en los temas que considere relevantes.

¿Este candidato/a tiene una agenda que impulse la Educación?

¿Tiene una agenda clara en la defensa y fortalecimiento de la Familia?

¿Ha sido señalado/a como posible delincuente? ¿Se sospecha de dinero mal habido?

¿Tiene nexos con el crimen organizado?

¿Tiene liderazgo y capacidad de promover los consensos en torno a los temas que va a empujar?

¿Está dispuesto/a a realizarse una prueba antidoping frente a organizaciones que validen que se realice adecuadamente?

¿Cuál es su agenda en Derechos Humanos, Transparencia, Medio Ambiente, Finanzas, Rendición de Cuentas?

¿Cómo piensa mejorar las condiciones de vida de sus electores?

¿Es una persona preparada, es decir, tiene el perfil del cargo para el cual se postula?

¿Tiene las habilidades necesarias y el sentido de responsabilidad para cumplir con su función?

¿Tiene modo honesto de vivir? ¿Paga sus impuestos?

¿Tiene una biografía que lo califique para representar, ejercer función de gobierno?

¿Cómo piensa mantener el contacto con sus electores, en caso de obtener el triunfo?

Estas son sólo unas cuantas preguntas. Usted es quien vota, por lo tanto, puede agregar los temas que le interesen. Usted manda.

Decir que todos son iguales es una frase que no ayuda. Donde quiera hay vivales, y en todos los partidos hay personas con vocación de servicio y compromiso.

Y cuidado con brindar un cheque en blanco, porque ni son omnipotentes, ni les corresponde toda la culpa de lo que ocurre.

Si hubiera una sociedad más participativa, más exigente, los procesos electorales obrarían en favor de la agenda del Bien común: Educación, Familia, Seguridad, Transparencia, Derechos Humanos, Medio Ambiente, Empleo, etc.

Ahora que las redes sociales llegaron para quedarse, utilicémoslas en favor de la democracia.

Ya los funcionarios no se pueden esconder tan fácilmente.

Si tomáramos conciencia del peso y el valor de nuestros votos, y que no le damos cheques en blanco a nadie, otro gallo nos cantaba.

No se trata de convencerlos, sino de convencernos a nosotros mismos de que podemos y debemos.

Y de que las elecciones permitan que se escuche nuestra voz y exigencia.

Así de simple. Así de verdadero.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar