Últimas noticias:

¡Es tiempo de evangelizar en familia!

La misión de evangelizar es para todos los miembros de la iglesia y por lo mismo, también como familias podemos hacer mucho para colaborar a la Evangelizacion de otras familias. Aquí te dejo 5 Tips para lograrlo. 



Primero. Preparémonos en familia.

Nadie da lo que no tiene, así que es importante que preparemos a todos los miembros de la familia para compartir las bellezas que tiene la fe católica. Una forma de hacerlo con los más pequeñitos es ver películas de vidas de santos o de las partes de la misa. Hay algunas de dibujos animados que son muy adecuadas para nuestros pequeños. 

Para los más grandes podemos comenzar a estudiar el catecismo poco a poco. Ahora hay uno para cada miembro de la familia conforme a su edad. También es muy bueno platicar con nuestros hijos sobre las verdades de la fe. 

Segundo. Dar antes de recibir. 

Nuestra familia tiene que estar bien consciente que es más importante dar y compartir lo que tenemos, que esperar recibir algo a cambio de lo que estamos dando.

Si no lo tienen claro, es común que nuestros hijos se desanimen de estar compartiendo y tratando de convencer a otros de que el amor de Dios es lo más grande que podemos tener. Cuando nuestros hijos dan sin esperar, entonces ponen su felicidad en compartir sin importar el resultado que se obtenga.

Tercero. Busquemos material de apoyo.

Es bueno tener también algo de material que nos ayude a compartir las verdades de la fe. Este material puede estar hecho por nuestros hijos y puede ser muy sencillo.  Una hoja con el Padre Nuestro impreso y además iluminado por nuestros hijos es de gran ayuda cuando queremos compartir.

Unos pastelitos hechos en casa nos abren las puertas en cualquier momento porque además de platicar, estamos compartiendo algo de nuestra familia con los que nos escuchan y nos abren las puertas de la suya. 

Cuarto. La alegría y el amor deben ser parte esencial.

 Es bien importante que todo sea en el marco del amor y la alegría que este verdadero amor produce. Cuando tenemos al amor de los amores en el centro de nuestras vidas es muy fácil transmitirlo en todo lo que hacemos por eso es importante cultivarlo en nuestra familia. 

Cuando un católico está siempre triste, la gente que lo ve piensa que es un triste catolico y por supuesto que no le dan ganas de parecerse a esa persona, ni siquiera en la fe. 

Por eso una característica de nosotros, los que tenemos el amor es querer compartirlo y por eso somos alegres. 

Y quinto. El testimonio es lo más importante. 

De nada sirve saber mucho y saber transmitirlo con palabras, si no vivimos nuestra fe. En muchas ocasiones, con nuestra vida evangelizamos más que con nuestras palabras; así que te invito a ser de este tipo de familias, que siempre da gusto estar con ellas porque viven coherentemente y siempre comparten lo poco o mucho que tienen. Y lo principal, dan testimonio vivo del amor de Dios en la vida cotidiana.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar