Últimas noticias:

El verdadero significado de la “tolerancia”

Ahora es tan común escuchar el término “tolerancia” porque ahora todo el mundo la exige pero pocos la pueden tener, me puse a pensar cuál es el verdadero significado de esta palabra.  Si nos vamos al diccionario encontramos que es “actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas aunque no coincidan con las propias”. Pero, ¿será ese su significado más trascendente?



Por lo que llegue a la conclusión de que hay uno más noble que es “sufrir con caridad los defectos de los demás” que es una obra de misericordia espiritual. Y esto tiene gran trascendencia por supuesto en el marco del año de la misericordia.  A raíz de esta reflexión me di cuenta que no siempre educamos a nuestros hijos para que sean tolerantes por eso aquí te dejo mis 5Tips para formar hijos tolerantes y misericordiosos.

Primero. Siempre hay alguien que sufre más que uno

Si acostumbramos a nuestros hijos a que ellos son el centro del mundo, será más difícil que dejen el “yo” para ayudar y que pongan al otro en el centro. Esto lo logramos cuando dejamos que lloren un poco antes de salir corriendo a atenderlos, o cuando dejamos que intente. Hablas antes de adivinarles lo que necesitan.

Como mamás es muy común que podamos hacerlo, pero es más saludable y formativo que dejemos que nuestros pequeñitos se esfuercen un poco para lograr lo que quieren. En el caso de los hijos que están un poco más grandes, podemos ayudarlos si fomentamos que presten sus juguetes cuando hay visitas o si les damos doble dulce para que lo compartan con algún amiguito en el recreo.

En cuanto a los adolescentes, se complican un poco las cosas si no los acostumbramos a no ser el centro del mundo, pero es cuando se vuelven más sensibles. Si procuramos hacer una pequeña reflexión con nuestros hijos, no importa la edad que tengan, de lo que pasa en el mundo y sobre todo a nuestro alrededor, los estamos ayudando a que se den cuenta que en muchos casos nuestros problemas son muy pequeños a comparación de los de otros y por eso es bueno ayudar a los demás.

Segundo. Con algo podemos ayudar

Ya que vimos los problemas de los demás, no podemos quedarnos con los brazos cruzados. Es por eso que debemos acostumbrar a nuestros hijos a buscar soluciones a los problemas que vamos detectando. Algunos serán sencillos de resolver y puede que dependan totalmente de nosotros y otros pueden ser muy complejos y salirse de nuestras manos la solución por lo que debemos buscar ayuda para lograrlo.  Lo importante es que nuestros hijos vean que estamos haciendo todo lo posible por ayudar a solucionar el problema. Y si los involucramos activamente es mejor. Dependiendo de la edad de nuestros hijos, ellos nos pueden ayudar a dar solución a los diferentes problemas que se presentan.

Tercero. Justifica antes de criticar

Este punto es importante comprenderlo muy bien.

Lo más fácil es criticar pero, lo más adecuado y formativo es justificar. Siempre habrá un porque de las cosas y debemos acostumbrar a nuestros hijos a encontrarlo en cada situación. El que justifica puede encontrar el lado positivo de cada problema y así puede aprender. El que justifica puede ayudar ya que no permite que el enojo lo invada y le nuble el pensamiento. El que justifica limpia el corazón de rencores porque evita hacer personal lo que sucede a su alrededor y siempre encuentra las soluciones de los problemas.

Definitivamente, justificar nos ayuda a tolerar con paciencia los defectos de los demás porque nos hará ver las cosas con otra perspectiva y con gran paciencia.

Cuarto. Ponte en los zapatos del otro

Hacer empatía con el otro es algo muy difícil pero, si lo logramos estaremos ayudando de la mejor manera al otro.

Si logramos educar a nuestros hijos para que puedan ver las cosas como las ven los demás, sin que pierdan su punto de vista, sino que lo enriquezcan con el punto de vista del otro y sobre todo con la caridad, lograremos tener hijos que son capaces de sentir con el otro y así podrán sacar cosas buenas hasta de los problemas. Serán tolerantes porque podrán sentir con el otro y como el otro y así tratarán de reparar lo que está dañado para solucionar los problemas que se presenten.

Y quinto. Todo con amor y por amor

Este es la clave de toda relación humana. Todo debe girar alrededor del amor.  Cuando hay rencores y envidias el amor se queda fuera y entonces el corazón de llena de sentimientos negativos que solo destruyen a la persona y la reducen a un nivel animal que solo puede seguir sus instintos. Cuando actuamos con amor y por amor, podemos hacer sacrificios para sacar el mayor bien posible y podemos tolerar y sufrir así, los defectos de los demás.

Además, estaremos siempre capacitados para brindar la ayuda que este en nuestras manos dar, siempre son una sonrisa en el raptor a pesar de las dificultades, y esto debe ser sincero porque la boca habla de lo que está lleno el corazón. Debemos ser coherentes y educar a nuestros hijos para que actúen siempre con y por amor. Así que no podemos decir una cosa y hacer otra, debemos ser coherentes y educarlos con el ejemplo. Así que ahora si te invito a que seamos tolerantes y que eduquemos a nuestros hijos en la tolerancia, pero en la verdadera Tolerancia, la que es un valor y con la vivencia cotidiana se vuelve una virtud.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar