Últimas noticias:

Disfruta de esta época navideña al máximo

He notado que siendo ésta una época de deseos y sueños para nuestros hijos, para nosotras las mamás, específicamente la cena de Navidad o la de Año Nuevo, pueden representar carreras, estrés y muchas, muchas horas de cocinar.


Navidad


Claro que es una época para pasarla en familia y convivir, pero comúnmente, nosotras somos las que menos convivimos y casi nunca estamos en la reunión, porque estamos en la cocina y a veces, sin arreglarnos.

Por eso, aquí les dejo 5 tips para lograr disfrutar al máximo de esta época sin morir de estrés.

Primero. Planifica lo que vas a dar de cenar.- Es importante planear con tiempo qué vamos a dar de cenar y evitar ir al súper el mismo día, ya que comúnmente los centros comerciales están llenos de gente y vacíos de productos.

No siempre lo más caro es lo más rico, así que te recomiendo que guises lo que mejor te queda porque ya lo has practicado y seguro que todo saldrá muy bien.

Procura entonces no experimentar cosas nuevas a menos que desees una carga extra y muy grande de estrés y tu capacidad de autocontrol sea sorprendente.

También puedes hacer una lista de lo que vas a necesitar para tenerlo con tiempo y es bueno además repasarla varias veces para que estemos seguras que no olvidamos nada.

La mayoría de los ingredientes los podemos refrigerar y tener listos para la hora de cocinar.

Yo, ya comencé a comprar lo que voy a necesitar.

Segundo. Cocina antes y congélalo.- Es algo que nos puede ayudar a evitar el estrés. Hay platillos como los romeritos que podemos guisar desde antes y congelarlos.

Así, el día de Nochebuena sólo tendremos que descongelarlo con tiempo y estará listo.

Si el platillo que vamos a hacer se debe guisar en el momento, entonces es bueno dejar los ingredientes limpios, picados, pelados y en las porciones necesarias, para que al momento de guisar se acorte el tiempo que tenemos que invertir.

Tercero. Piensa qué te vas a poner.- Otro de los problemas que tenemos las mamás es que muy seguido nos olvidamos que nosotras y también debemos vernos bien.

Por eso, estamos en perfecto tiempo para pensar y tener listo lo que nos vamos a poner ese día.

No podemos olvidar que lo sencillo es lo más elegante, así que debemos ser prácticas y sobre todo debemos tener presente que no es necesario gastar para vernos bien, sólo es cuestión de dedicar un tiempo para planear.

También sería bueno que preparáramos lo que se van a poner nuestros hijos, así evitaremos correr en el momento de más tensión.

Cuarto. Adorna la mesa desde temprano.- Este punto también nos genera mucho estrés.

A veces queremos hacer adornos muy complicados que implican mucho tiempo de preparación, sin darnos cuenta que con unas cuantas flores de nochebuena y unas servilletas lindas puede quedar algo muy elegante.

El chiste es poner todo nuestro cariño y creatividad, pero sin olvidar lo práctico.

Yo busco tener platos desechables de colores alusivos a esta época, un mantel sencillo y procuro buscar adornos lindos para hacerme la vida más fácil y, lo principal, lo hago en familia.

Nuestros hijos nos pueden ayudar a dejar todo súper listo y muy lindo.

Y quinto. No olvidemos que el verdadero festejado es Jesús.- Es bueno no perder esto de vista, para preparar nuestros corazones para su llegada.

Estamos aún a tiempo para buscar alguna reflexión que nos ayude a que nuestros hijos lo tengan claro.

Podemos también buscar confesarnos para tener nuestro corazón lo más limpio posible para que en él se aloje el Rey de Reyes.

Si tenemos en cuenta esto, todo lo demás pasará a seguido término, y entonces buscaremos ir a misa en Nochebuena para recibir a Jesús en nuestro corazón.

También podemos pensar en alguna dinámica para para que todos los miembros de la familia le demos un regalo al pequeño Rey y también no podemos olvidar darle su lugar en nuestra celebración.

Que todo en la Nochebuena gire alrededor de Él, y no de los regalos y de la cena. Ojalá podamos regresar a arrullar al Niño Dios y que nuestros hijos se acostumbren a verlo como El Niño Dios.

Si logramos organizarnos y anticipar lo que se necesita, seguro que podremos pasar una Navidad linda, llena de paz y tendremos el tiempo que necesitamos para darle el sentido trascendente que tiene la Navidad, que es celebrar el Nacimiento del Salvador y reflexionar sobre lo que verdaderamente es importante para nosotros: nuestra familia.

Aprovecho para darles un abrazo y desearles que pasen una muy feliz Navidad, en familia.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar