Últimas noticias:

Adolescencia, ¿época de conflictos?

Mucho se dice sobre la adolescencia, y por lo mismo, se genera un prejuicio y una predisposición de nosotros los padres, y cuando llegan nuestros hijos a esta etapa de la vida ya estamos a la defensiva y eso ayuda a que todo sea violento y sin armonía.


Tip familia


Por eso hoy quiero darles 5 tips para que la adolescencia no sea una época de conflictos.

Primero. Escucha los gritos de auxilio

Y no me refiero sólo a los gritos físicos, también a todas las señales no verbales que nos mandan nuestros hijos.

Debemos estar al pendiente de sus actitudes y tratar de escucharlos, dedicándoles por lo menos 5 minutos al día, para cada uno.

Si nuestros hijos están en una edad de entre 11 a 14 años, seguro que ya comienzan a mandarnos este tipo de gritos, con sus actitudes de rebeldía y de flojera, de querer hacer su mundo aparte y no platicarnos los detalles.

Segundo. Enfrenta los signos de la edad con una actitud positiva

Enfrentar la adolescencia de nuestros hijos con una actitud negativa, marcada por el temor, la inseguridad, el rechazo y el deseo de dominio, pueden provocar graves fracturas en la relación con nuestros hijos.

A veces les mandamos mensajes negativos de forma indirecta, ya que casi nunca usamos frases fuertes o denigrantes. Lo que les decimos puede ser un mensaje positivo, pero con las actitudes, gestos y reacciones estamos dándoles mensajes contrarios.

Una actitud positiva aligera las cosas y nos da una mentalidad más clara, para arreglar las situaciones que se presentan con nuestros hijos en esta etapa.

Yo les recomiendo que ante los signos de madurez y desarrollo de nuestros hijos nos pongamos a pensar si nos producen alegría, o angustia, para que tengamos claro cuál es nuestra actitud ante ésta situación.

Tercero. La adolescencia no es una etapa de crisis

Es bueno entender que la adolescencia es una etapa en donde el desarrollo físico, mental y espiritual no es parejo, así que el desarrollo de nuestros hijos deja de ser integral. Es por esto que ni ellos mismos se entienden.

Cuando mis hijos están en ese plan, decimos que están hormonautas, con la hormona trabajando al 100%, y los hermanos ya saben que no les deben hablar, para darles su propio espacio y dejar que reconozcan lo que están sintiendo.

Cuarto. Ayúdales a encontrar su “Yo”

Debemos ayudar a nuestros hijos a definir tres cosas muy importantes, su identidad personal, su lugar en la sociedad y su misión personal, o sea, qué quieren hacer en la vida.

Con mis hijos procuro preguntarles cómo se sienten y si tienen algo en que les pueda ayudar. Casi siempre me dicen que se sienten confundidos y que no saben qué hacer, así que procuro sugerirles la solución que para mí es más viable, pero ellos tienen siempre la opción de tomarla o de buscar otra solución que les guste más, siempre y cuando se hagan responsables de sus actos.

Quinto. Demuéstrales que los quieres

Cuando llegan a ésta edad se vuelven el patito feo, se vuelven torpes y muy susceptibles. Si no se sienten queridos y aceptados tal como son, seguro que buscarán compañía fuera de su casa, donde si los comprenden y aceptan.

Procura darles mucho amor y sobre todo demuéstraselos, pero sin que los avergüences, porque recuerda que a esa edad ya les de pena.

Gracias a Dios mis hijos de 14, 13 y 12 años aun me piden que los abrace, sin importar quien los estén observando, y eso es algo que no quiero dejar que se pierda, ya que les da la oportunidad de sentirse queridos y aceptados y no irán a buscarlo fuera de la familia.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

@TipsMama5Hijos

www.tipsmama5hijos.com 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar