Últimas noticias:

No se gobierna solo, sino con equipo humano

Un Jefe de Estado no hace todo el trabajo, para eso están sus colaboradores. Quien encabeza un gobierno debe tomar determinadas decisiones importantes, aprobar otras y, sobre todo, ser líder. Pero no gobierna solo.



Cuando se piensa en candidaturas a la Presidencia, por ejemplo, se centra demasiado la discusión en una sola persona. Ésta es la más importante, pero no la única. Aplica el principio de “dime con quién andas y te diré quién eres”. El entorno humano en el que se desenvuelve una persona que aspira a gobernar un país, es determinante para saber qué se puede esperar de ella si llegara al poder.

Las principales decisiones que toma esa persona son las designaciones de aquellas otras personas en cuyas manos pondrá la responsabilidad de atender un área de gobierno. Por eso es importante saber de quiénes se rodea y se ha rodeado.

Cuando uno mira cómo se desenvuelven los responsables de las principales carteras de un gabinete, se da cuenta de lo que ha significado que el jefe suyo haya llegado al poder, para bien o para mal. Pero es importante para los ciudadanos el saber antes de votar, por quiénes (no sólo por quién) votarán; eso incluye a grupos cercanos de colaboradores, consejeros, y del partido político que lo apoya y postula.

Para gobernar, la experiencia previa es muy útil, pero la historia del mundo muestra que no es esencial. Lo que sí es indispensable, es la autoridad moral de quien aspira a gobernar al país. Saber si su vida está y cuánto apegada a la responsabilidad de todo tipo en su vida, pública y privada, y así se le reconoce.

Una persona que demuestra un sentido claro de responsabilidad por el bien común, representa una buena candidatura, y si se rodea de personas con el mismo sentido de responsabilidad, con mayor razón.

Se cuenta que Andrew Carnegie, exitoso empresario del acero en Estados Unidos a fines del siglo XIX y principios del XX, fundador de la Carnegie Steel Company, había pedido que en su tumba escribieran: “Aquí yace un hombre que supo rodearse de otros hombres que sabían más que él”. No he podido saber si así fue, pero lo importante es el mensaje: rodearse de gente más capaz en su especialidad.

Considero que con esta óptica de equipo de trabajo, es como debe juzgarse a quien aspira a presidir al país. Igualmente en su historial de vida y sobre todo en su reconocida capacidad de liderazgo. Su red de relaciones es así fundamental.

A la persona que se postula se le debe observar su conocimiento de los problemas nacionales, de sus mejores ofertas políticas de solución, que sean viables y no “sueños de opio”. Si muestra una visión sabia de la situación del país y se le reconoce una personalidad que impacta para recibir ayuda de quienes pueden colaborar para el bien común. Ésa persona representa la candidatura ideal.

Con esta visión considero que debemos ir evaluando a los aspirantes a candidaturas a la Presidencia de México.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar