Últimas noticias:

El plagio académico

El plagio literario (y otros, como el musical) ni es nuevo ni se podrá eliminar. Los escándalos de tesis profesionales plagiadas han ido desde sucesos desapercibidos, salvo para los involucrados, hasta escándalos internacionales.



El tesista plagiario lo es principalmente porque considera que “nadie se va a dar cuenta” y ¡ups…! se equivocan, a veces sí y otras se salen con la suya. Pero en casos de posgrado, sobre todo en doctorados, en general es posible identificar el plagio. Eso por información compartida en la academia de tesis de postgrado.

La tentación de utilizar textos ajenos para ahorrarse trabajo es muy grande, más por el uso intenso de la Internet, en donde se puede encontrar prácticamente lo que se desee ya publicado. Y esto va tanto al tesista que prepara su propia tesis como a redactores que escriben tesis por encargo.

Pero el problema del plagio no se presenta sólo en tesis profesionales, sino en cuanto trabajo de investigación académica se encarga en clase al alumnado. Google y Wikipedia son las grandes fuentes de información, que tientan al alumno (o a quien sea) al conocido en inglés como “copy-and-paste”, en español copia-y-pega. Se supone que hay tantas fuentes de información que el maestro (o el jefe o editor de un medio) no se darán cuenta. Y como digo, a veces funciona y a veces no.

Por esa abundancia de fuentes y también por la redacción semejante de muchos textos, es cada vez más difícil para quien revisa, saber si es una redacción original o es el tal “copy-and-paste”. Aun para un conocedor profundo del tema, detectar el plagio puede serle muy difícil. Cuando el plagio es tomado de los libros o documentos más conocidos, el caso se detecta casi de inmediato.

Vale la pena asentar algo y es que reclamar a un maestro (o a un becario revisor) la no detección de textos plagiados puede ser muy injusto, pues necesitaría ser un Wikipedia personificado, y ni así.

¿Qué puede hacer un maestro para reducir el plagio de textos? Una cosa es pedir al estudiantado que incluya en su trabajo académico (o tesis) todas las fuentes consultadas, sobre todo en Internet, se citen o no textualmente en el trabajo encargado. Esto permite al maestro o revisor verificar al menos parte del texto para saber si hay algún plagio, en vez de citas textuales atribuidas directamente al autor verdadero. Otra opción es verificar si el estilo de redacción de parte de la investigación o tesis no corresponde al resto. Más cuando los estilos por párrafos son diversos.

En el caso de un asesor de tesis, es de su absoluta responsabilidad la vigilancia del proceso de redacción de la misma, contando con la propia colaboración del tesista. No es siempre posible, también puede ser engañado, pero lo que no puede hacer el maestro asesor de una tesis es convertirse en cómplice del delito de plagio.

Tratándose de ideas o conceptos originales, muy propios de un autor, el copista puede evadir la trascripción textual del autor recurriendo a lo que en periodismo se llama “refrito”, reescribir el texto para que parezca diferente. El problema de propiedad intelectual no es reescribir algo, sino el presentar como propio el trabajo original de otro.

Sí, cada vez es más difícil identificar plagios de fuentes poco conocidas, pero algo deben hacer en la academia para desincentivarlos, y es el castigo, sea en calificaciones como en suspensiones y hasta expulsiones del plantel. Un plagio de tesis debe llegar hasta la imposibilidad de recepción profesional en el país en la misma carrera profesional. Se supone que la tesis es la prueba de que un graduando ya es capaz de hacer trabajos a nivel profesional, y si incurre en delito…

Se puede también, casuísticamente, informar al plagiado de la violación de sus derechos de autor, cuando así se considere importante, para que pueda tomar las medidas legares que a su derecho procedan.

Lo grave es que no pase nada al plagiario y que la comunidad académica permanezca en la ignorancia de los casos de plagio y se piense que es normal y que “no pasará nada”. Los derechos de autor deben respetarse y darse a respetar.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar