Últimas noticias:

Suspensión de garantías: alarma sin base

Opinar de lo que no se conoce, y alarmar a la gente a lo loco, es un asunto recurrente en los medios de comunicación; más bien en los escritos de algunos columnistas irresponsables. Este es el caso de la ley reglamentaria del artículo 29 constitucional.


Leyes


Se escandalizan porque afirman que con esta nueva ley, que además se mantenía oculta (dicen), el presidente Peña Nieto podrá arbitrariamente cometer un montón de tropelías y atropellos contra la ciudadanía, cuando y como le dé la gana. Y el Congreso se lo estaría permitiendo.

Lo que es no leer. Lo que esta nueva ley regulará, será precisamente lo que ya está incluido en el citado artículo 29 de la Constitución General. No hay nada nuevo ni sacado de la manga. Pero se rasgan las vestiduras por los abusos que, según ellos, podrá cometer el presidente en turno, como una nueva amenaza contra la población.

El caso es precisamente al revés, esta ley sirve para definir mucho más precisamente el caso y su proceso de suspender temporalmente algunas garantías individuales o derechos humanos, de tal forma que no se pueda abusar de esta disposición constitucional.

Tanto el artículo 29 como la nueva ley, explícitamente citan los derechos que NO se pueden suspender, en ningún caso.

Para la suspensión temporal (sí, temporal) de ciertos derechos protegidos por la Constitución General, se requiere la intervención de los tres Poderes federales, el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, la SCJN.

Lo grave de alamar absurdamente a la población que lo lee, y luego difunde el engaño, por creerles a esos “formadores de opinión pública”, es que fallan éticamente en su labor profesional. Igual lo hacen, en estos casos, los voceros políticos que difunden las mismas falsas ideas, con tal de pegarle políticamente al presidente. Por allí vi un encabezado que hablaba de “anular” derechos humanos. Ni siquiera se cuidó el idioma.

Si al menos leyeran ese artículo 29, que es cortito por cierto, y el texto de la minuta de la ley reglamentaria… Lo malo es que una vez lanzada esa falsedad alarmista, ya no pueden reconocer que publicaron o hablaron de lo que no sabían.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar