Últimas noticias:

¿Las armas fáciles? No, las mentes sin valores

Los asaltos en instituciones educativas y otros sitios públicos por desquiciados, matando e hiriendo a quienes pudieron, tienen aterrorizada a la población estadounidense. Muchos están a favor de armarse para defenderse en caso de ser atacados, y en Texas se ha hecho legal el porte abierto de armas, por la misma razón.


Legalizar armas


El presidente Obama ha mostrado su enojo ante tan terribles sucesos, e insiste en el control de la venta de armas, sobre todo las de uso militar, para reducir las muertes. Muchos se oponen, aunque las medidas que propone Obama no afectan el constitucional derecho a poseer y portar armas.

El principal opositor al control de armas en manos ciudadanas ha sido, y con mucho éxito, la National Rifle Association (NRA), una poderosa organización no gubernamental, por su gran capacidad demostrada de cabildeo (lobbing) ante el Congreso federal.

Hay defensores del libre comercio, posesión y porte de todo tipo de armas por los habitantes de los Estados Unidos que insisten en lo mismo, inclusive mostrando estadísticas sobre homicidios con armas de fuego a la baja cuando los gobiernos no han impuesto algunos controles sobre ellas.

“Las armas no matan, matan las personas”, dicen. Y tienen razón. Pero si fuera más difícil conseguir un arma y el parque a discreción, habría menos matanzas. Sin embargo, hay tantos millones de armas de fuego en manos civiles, que seguiría siendo fácil posesionarse de alguna y salir a matar inocentes.

Cierto, son las personas las que matan, con armas de fuego, blancas, explosivos y hasta vehículos. Así que el problema está en las mentes de las personas. Esto es lo que hay que enfocar: las mentes, con sus esquemas de valores, para que menos desquiciados se convenzan de salir a matar a cuantos puedan, sabiendo que no saldrán vivos de su aventura, por ser muertos o por suicidio.

Hay que reforzar los esfuerzos de educación en valores, sobre todo porque muchas conductas de personas y de grupos dan razones para pensar que matar a otros está bien. Las familias, las iglesias, las escuelas y otras organizaciones deben hacer mayores, mucho mayores esfuerzos educativos sobre el valor de la vida humana, la propia y la ajena.

Pero hay más aún de fondo. La sociedad estadounidense tiene serios problemas de deformación y desorientación de la psicología humana. Es algo que está a la vista. Si alguien, jóvenes en general, se convence de salir a matar, por diferentes razones que crea en su cabeza, y lo hace con toda frialdad, es porque está enfermo, desorientado, y en ese estado mental ni siquiera se le ocurrirá, quizás, pensar en el valor de la vida.

De esta manera, la reeducación popular incluye no solamente el adoctrinamiento en los valores fundamentales de la vida, sino en reducir las causas para que los niños y los jóvenes puedan convencerse fácilmente de que pueden matar a otros para desquitarse con la sociedad. Es lo mismo que el llamado bullying pero llevado al extremo. ¿Por qué puedo maltratar y golpear a otros por diversión? Por falta de educación, esa que inicia en la familia. Así, también se justifica matar por darse el gusto, con las razones que se quiera detrás de estas decisiones.

Sí, las armas solas no matan, pero entonces la sociedad y el gobierno de Estados Unidos deben hacer enormes esfuerzos por revisar sus conductas y sus ejemplos que justifican el daño a otros. Deben redoblar, y más, los esfuerzos de educación en valores y los de entender las causas de los traumas mentales que llevan a matar y destruir, incluyendo la propia vida.

Algo muy grave ocurre en las mentes policiales y de sus jefes en Estados Unidos. El número de asesinatos de civiles desarmados es espantoso, no tiene parangón en ningún país del mundo, que se sepa. Lo terrible es que a todos ellos les parece bien, lo toleran y lo justifican, con increíble impunidad. Esta es una mentalidad enfermiza que debería ser cambiada, pero nada se hace para siquiera intentarlo. Si los policías matan sin miramientos, ¿por qué un civil no puede hacerlo?

Aunque a muchos indiferentes religiosos, ateos y antirreligiosos les moleste, se debe insistir en el valor trascendente del respeto al prójimo que la religión exige. Los valores y derechos humanos fundamentales adquieren mucha mayor relevancia cuando se sabe que hay un Dios a quien rendirle cuentas, y que el amor al próximo es esencia de vida. Reforzar la observancia religiosa tiene un enorme valor para que una sociedad se respete y ayude, no que se mate.

Dicen los defensores de las armas en manos civiles que por ejemplo en Suiza, las armas militares, como se hacía en la Edad Media, siguen en custodia en los hogares suizos, y que no se usan para matar a nadie. Cierto, y por eso mismo, deben observar las conductas y la educación allá, para corregir lo necesario, y que de esta forma cada vez a menos personas, se le ocurra salir a matar. No sólo en Estados Unidos hay locos que matan por placer, lo sabemos, pero su ejemplo es esencial para el resto del mundo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar