Últimas noticias:

Anticorrupción panista: mirar hacia atrás

Luis Felipe Bravo Mena será el nuevo “zar” anticorrupción en Acción Nacional. Su excelente trayectoria lo hace confiable para sacar adelante, lo mejor posible, la tarea de, primero que nada, limpiar la corrupción que exista o haya existido en el partido azul, y luego la que llegue a existir.


PAN


Pero; hay muchos peros. Esta tarea es difícil y tendrá costos de imagen ante la ciudadanía, porque en estos asuntos, la ropa sucia se lava en público, para que sea una verdadera lección ciudadana. Exponer y someter a presuntos corruptos a la procuración de justicia oficial, tendrá luces y sombras. Luces por demostrar apego a la legalidad, y sombras porque involucrará a personalidades diversas del partido.

Hay mucho, pero mucho que auditar en Acción Nacional, y por allí se debe empezar, hacia atrás. No comenzar con lo que se vaya presentando, sino con las denuncias, acusaciones y percepciones de corrupción que ya existen en el PAN. Esto es muy importante, ya que de otra forma parecerá borrón y cuenta nueva, y protección automática de presuntos responsables de corrupción y de otros posible delitos cometidos, como la violación de leyes electorales (la compra de voluntades o la extorsión para el voto son actos clásicos de corrupción).

El manejo de los dineros del partido, que son fondos públicos recibidos legítimamente, debe quedar, ante los ojos de la militancia, de la ciudadanía y de los medios de comunicación, lo más claro posible. No sólo ante la autoridad.

Al mismo tiempo, se debe dar cuenta pública del manejo de fondos que han tenido en sus manos administradores públicos y legisladores panistas, a nivel local y nacional. Lo malo es que hay mucho, demasiado que auditar, pero se debe alcanzar lo posible. Hay denuncias que atender, y a veces muy graves, de muchos millones de pesos. Limpiar prestigios o poner a disposición de autoridades a culpables, es la tarea.

Pero hay algo más que revisar: los dineros ilegales manejados en campañas electorales. También en el PAN hay luego acciones y eventos que cuestan mucho dinero, y cuyo pago no parece haber salido totalmente de fondos legales, no alcanzan. Y se trata tanto de campañas ciudadanas como interiores del partido, locales y nacionales. A nivel local hay muchas quejas al respecto y no pueden archivarse en el olvido voluntario.

Por otra parte, tener a un responsable creíble de la lucha anticorrupción no es sinónimo de éxito. Se requiere que quienes hagan el trabajo de investigación, control y auditoría sepan lo que están haciendo, que tengan la necesaria experiencia. No puede el partido darse el lujo de poner aprendices en estos oficios. ¿Quiénes pueden ser? De preferencia los que hayan hecho semejantes labores en la Secretaría de la Función Pública (SFP), o en otras áreas de auditoría, oficial o privada. Un excelente ejemplo es el ex-subsecretario y secretario de la SFP, el Maestro Rafael Morgan Ríos, consejero nacional vitalicio y sin tacha alguna. O Francisco Barrio Terrazas, igualmente.

También requiere Luis Felipe absoluta libertad de acción, sin presiones, y todos los medios necesarios para hacer la tarea y de informarla a quienes corresponda.

Sin expertos en el área de control, investigación y auditoría, los casos reales de corrupción pueden pasarles enfrente, invisibles ante su inexperiencia.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar