Últimas noticias:

Las dudas razonables sobre Ricardo ¿podrá allanarlas?

Dos candidatos, uno sin grupo y otro que viene de un grupo, Javier y Ricardo, respectivamente. Javier Corral es un panista de larga trayectoria. Podemos decir que es bien conocido en sus ideales, sus ideas, sus acciones; quien decida votar por él o contra él, ya sabe por qué. Tiene amigos y enemigos, defensores y detractores, y no dirán nada nuevo sobre él, lo más probable.


Elección interna PAN


Pero tenemos al otro candidato, Ricardo Anaya, muy joven y con trayectoria menos conocida por la mayoría de la gente. Se sabe que es diputado, fue coordinador parlamentario, presidente de la Cámara y secretario general del CEN, a donde llegó en 2014 en fórmula con Gustavo Madero, para ser reelecto presidente del CEN. Pero ¿qué hizo antes? Pocos lo saben fuera de Querétaro.

Ricardo ocupó temporalmente la presidencia del CEN, cuando su jefe Gustavo pidió licencia por 90 días (que sobrepasó) para poder ser candidato a diputado federal. Más que nunca, su presencia diaria en los medios puso a Ricardo a la vista de todo mundo, aunque en la Cámara de Diputados estaba mucho en los medios. Alcanzó la cúspide de la presencia mediática como presidente del CEN.

LAS DUDAS RAZONABLES. Sobre Ricardo Anaya hay muchas, que él ha tratado de zanjar negando todo aquello que le presentan como negativo, esencialmente su estrecha relación política con Gustavo Madero y su grupo maderista, y también con el gobernador poblano. La respuesta reiterada de Ricardo es que él “no tiene dueño”, no le debe nada a nadie, nadie lo manda y mucho más insistiendo en una absoluta independencia política. ¿Podrá demostrarla en plena campaña?

Pero ante la militancia para efectos electorales, y ante el país para efectos generales panistas, no bastan las negativas y las afirmativas de independencia. Hay cosas que no puede negar del pasado reciente y de la labor maderista para hacerlo el candidato ideal. Puede Ricardo alegar todo lo que quiera sobre su independencia, pero la trayectoria del maderismo por heredarle la presidencia del PAN es innegable, nunca fue sutil. Lo que ya pasó ya pasó, y que es el candidato designado por Gustavo Madero es más que evidente (aunque se deslinde).

Sin esos apoyos no podría tener ante sí una presidencia presuntamente segura. Todo se preparó para que no tuviera una oposición con reales posibilidades de vencerlo, por eso se retiró Margarita. Todas estas conocidas acciones de Gustavo no las puede desaparecer Ricardo, lo hecho, hecho y conocido está.

Pero sobre sus maravillosas ideas del panismo futuro bajo su pretendida presidencia hay nubes negras. Veamos. La campaña presidencial de Gustavo Madero en 2014 estuvo llena de irregularidades (por decir lo menos). Recibió apoyos indebidos de gobernadores como Kiko Vega y Moreno Valle, completamente descaradas. Recibió otros apoyos indebidos en otras partes del país, como de (Sor) Margarita Arellanes en Monterrey. ¿Ricardo? Callado.

Hubo muchas quejas fundadas de una campaña fuera de reglamentos y de la ley por los maderistas. Las denuncias en su momento abundaron, y no pasó nada, pero allí quedaron. Hubo guerra sucia en contra de Ernesto Cordero y Juan Manuel Oliva, mucha más que en sentido contrario. Vergonzosa campaña, sucia y con todas las trabas posibles a la propia campaña Cordero-Oliva. Mutis de Ricardo.

Ricardo ha formado parte de un CEN que descaradamente ignoró las acusaciones de corrupción de destacados panistas, nada pasó para atacar los problemas de presunta corrupción, ni siquiera para exonerar a los señalados, nada de nada, y Ricardo estaba allí, callado. Las omisiones pueden pesar más que las acciones.

Hubo graves acusaciones, que aún persisten sobre delitos cometidos en falsas afiliaciones y alteraciones del padrón de militantes, Gustavo Madero las ignoró olímpicamente, y allí estaba Ricardo, callado.

Llegó Ricardo a la presidencia del CEN y no hizo absolutamente nada sobre las acusaciones de irregularidades en el partido, se quedó callado. Sí hizo otras cosas, como buscar la reconciliación con quienes señalaban a Gustavo (con o sin razón), pero sin tocar los temas de los señalamientos (sin lo cual no hay reconciliación).

Durante su trimestral presidencia del CEN se hicieron spots propagandísticos del partido, pero siempre en primer plano la persona de Ricardo, promoviendo su personal imagen sobre el fondo del asunto. Aquí no calló Ricardo, habló y mucho. ¿Ilegal? No ¿Ilegítimo? Sin duda. El ¿“apoco no”? fue en favor de su imagen.

El panismo llega a las nuevas legislaturas con muchos diputados completamente alejados del perfil ya no digamos ideal pero al menos cercano al que requiere un legislador, y muy alejados en su trayectoria de la doctrina panista. El amiguismo predominó más que nunca en las candidaturas federales y locales. Y allí estaba Ricardo, callado.

Si ya fue favorecido por una campaña desleal y llena de irregularidades en 2014, ¿cómo creerle que no lo hará en 2015? No quiere eso decir que esa campaña la hizo él, pero sí fue a su favor y la disfrutó para llegar al CEN. Ahora ofrece una campaña limpia, pero sin duda que muchos de quienes apoyaron la fórmula Madero-Anaya el año pasado estarán en la de Ricardo este 2015. ¿Dudas razonables sobre la legitimidad de su campaña? Muy razonables.

Mucho se le ha preguntado sobre el nombramiento de Gustavo como coordinador de la diputación panista, y dice que no tiene una decisión tomada. Agrega que lo consultaría con los flamantes diputados, pero… éstos en gran mayoría se la deben a Gustavo, así pues ¿qué podrán decir?

Del alterado e irregular padrón de militantes, de esos que con o sin derecho emitirán su voto en la interna panista, Ricardo no ha dicho nada sobre resolverlo, para que la elección se haga por el voto de legítimos panistas. Omisión grave.

Ricardo Anaya podrá ofrecer todo lo que quiera para su campaña y para su potencial presidencia, pero, sin que se acepten las acusaciones en su contra de quienes no le quieren, las dudas razonables están allí, son legítimas y evidentes.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar