Últimas noticias:

Vuelo en helicóptero ¿cabeza en el cadalso?

David Korenfeld, director general de la CONAGUA, está en el ojo del huracán. Hizo lo que no debía: usar recursos materiales exclusivos de la Comisión que dirige para fines personales, familiares. Se le hizo muy fácil, sin duda, pero no contó con que un movimiento semejante de un helicóptero llamará mucho la atención de los vecinos.


Transparencia pública


Una vez pillado en su indebido usufructo de bienes nacionales bajo su resguardo, hizo varias cosas. Primero, CONAGUA publicó un comunicado diciendo que el uso del helicóptero oficial fue “para asistir a un asunto de índole médico”. Y es que este señor tiene problemas de rodilla y cadera, según esto, pero días antes corrió 12 kilómetros. Es realmente una burla al lector.

También publicó en su Twitter dos mensajes, uno disculpándose por haber cometido un error inexcusable, y otro diciendo que había cubierto el costo del viaje a la Comisión, sin ofrecer alguna prueba, que podía haber agregado a su “tuit”. Si es realmente “inexcusable”, el presidente no se lo puede perdonar.

Sin embargo, su viaje no fue por razones médicas, sino por simple comodidad de que con su familia viajara al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. ¿Cómo podría justificar el viaje aéreo al aeropuerto por problemas de su rodilla? No hay manera. ¿Por qué no demuestra con boletos de avión a dónde voló por razones médicas? Bien podía haber hecho el trayecto en un cómodo vehículo terrestre, el mismo que lo llevó a subir al helicóptero.

No, no hay forma de justificar el viajecito para atravesar la metrópoli por aire, como tampoco hay forma de justificar semejante uso de una aeronave exclusiva para asuntos oficiales, ni siquiera pagando para tratar de salvar la cara. Parece que a nadie convence, los medios de comunicación y las redes sociales se le han echado encima con toda razón. Un escándalo más cuando el PRI-gobierno no ve una. La verdad no es algo grave, pero sí sintomático de sentirse dueños de todo.

Diversas personas, en especial voceros políticos, dicen que debe renunciar. Otros esperan que el presidente Peña Nieto lo despida. ¿Qué pasará? Lo sabremos en los días próximos: nada o todo (perder este empleo). Si por la presión social y política de oposición presenta su renuncia, ya sea solicitada pública o privadamente por el presidente, o por propia iniciativa, quedará marcado políticamente para volver a la administración pública.

La Secretaría de la Función Pública hará una investigación, y le será muy fácil hacerla por la obviedad del hecho, y será desfavorable para don David, pues la violación flagrante a la normatividad está a la vista de la ciudadanía.

Lamentablemente para él, este uso indebido de bienes oficiales para fines privados, que la verdad no tiene una justificación que parezca aceptable, no debe quedar impune, en el “nada pasa”, o en un “no te preocupes David” en privado o en público por el presidente. Sería un mal precedente. A ver cómo salen de esta vergüenza política.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar