Últimas noticias:

¡Aguas! con la llegada de un mesías tropical en México

Desde el Humanismo, reflexionemos:

Advertencias sobre la indignación

Creo que ya podemos estar plenamente conscientes que el proyecto moderno ilustrado, un Estado de bienestar que raya en un nihilismo banal, y una ciudadanía entendida muy mal, individualista, consumista, ha llegado a una crisis tremenda, porque las corruptelas entre élites políticas, económicas, mediáticas, pues, la verdad, es que tienen harto a un número importante de personas alrededor del mundo.

Pongamos algunos ejemplos, pero advirtamos que las salidas a esto pueden ser engañosas y hasta peligrosas.

Veamos el caso español. A mí me tocó estar en lo que es el 15M, cuando un grupo de indignados logra poner en trance a ese país, toman la plaza de la “Puerta del Sol” y hacen de esa plaza un eco de indignación nacional. Amigos míos de España me decían: “no te preocupes, son unos ocupas, perros flautas y vagos que no tienen trascendencia”. ¿Ah, no?

Veamos la encuesta que acaba de sacar una instancia oficial española. Muestra que el descrédito de los partidos políticos grandotes, tradicionales, que son el Partido Popular, de derecha, y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), de izquierda, han sufrido un descalabro absoluto, en donde el tema de voto universal general son rebasados por un nuevo partido, por un mesías antisistémico que culpa a todos los demás de todo y promete todo lo prometible a los españoles.

¿Tienes una deuda? No la pagues, la paga el gobierno. ¿El gobierno tiene deuda? No la pagamos, somos independientes. Hay que tener ingresos todos, ¡hombre, a dar!, pero no dicen ni cómo ni de donde van a sacar esos recursos. Es una falsa salida.

Pero veamos para lo que es el caso de América Latina. Veámonos en el espejo venezolano, en donde unos partidos políticos muy corrompidos de la mano de los ingresos petroleros muy abundantes durante varios años dejó una comodidad absoluta a un país que se manejó irresponsablemente, que llegó a unos niveles de corrupción impresionantes. Entonces llegó el mesías. Porque, cuando vino la reducción del precio del petróleo, estalla la crisis y este mesías, lo que no pudo un golpe de Estado, lo pudo con la atomización del voto; y cuando llega al poder, agárrate, porque, ¡pobre Venezuela!, no ha visto la luz.

Los niveles más infames de inflación, la pobreza se ha acendrado, la corrupción ha sido ya fabulosa. Pero es un mesías antisistémico, de la mano de alianzas tan insospechadas como con el gobierno iraní que empezó con Ahmadineyad y que ahora la continúan, y de pasadita apoyan al partido que vimos en España: “Podemos” y a Pablo Iglesias, tanto con recursos iraníes como venezolanos.

¡Aguas! La indignación que se está suscitando en México hay que ver, en algunos casos, quién la está moviendo y quién puede ser el ganón de esto; no vaya a ser que un mesías tropical, como en el caso venezolano, Chávez, en México llegue al poder.@yoinfluyo

mm@yoinfluyo.com


Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar