Últimas noticias:

Valor agregado y servicio, combinación poderosa

Hace algunas semanas abrieron la primera estación de servicio de gasolina de British Pretoleum (BP) en México. La ubicación elegida es justo enfrente de las Torres de Satélite, en Naucalpan, Estado de México, zona conurbada de la Ciudad de México.


México; valor agregado y servicio


Para quienes vivimos en la zona o pasamos por ahí con frecuencia, nos es fácil distinguir el antes y después de esa icónica primera estación de gasolina post PEMEX: el tráfico que genera la fila para cargar gasolina es impresionante, a cualquier hora.

Sin importar la nacionalidad, cuando algo funciona y funciona bien, suele generar una dinámica contagiosa: crea empleo, genera riqueza y mejora costo y servicio a los consumidores. Me encanta ver y tratar de entender, desde la perspectiva de cliente, los elementos que hacen esto posible.

Normalmente, son elementos sencillos, pero “poderosos”, que se distinguen, además, por la posibilidad de ser aplicado a cualquier tipo de negocio e industria.

Aquí les comparto tres elementos que he encontrado, desde la fila de espera o tiempo de carga, en la hasta ahora exitosa incursión de BP en nuestro país:

1. “Litros de a litro” (confianza). No deberíamos pensar que el hecho de que nos surtan litros de a litro en la gasolinera es un valor agregado (¡faltaba más!, es su obligación); sin embargo, lo es. Los propios despachadores comentan que ahora sí son litros completos que pueden representar un ahorro de al menos $90.00 pesos por tanque, dependiendo de la capacidad (hagan sus cuentas).

2. Calidad de la gasolina (producto). Aunque entiendo que el insumo básico de las nuevas gasolinas es idéntico al de las gasolinas de PEMEX, me comentan que las nuevas tienen algunos elementos adicionales que hacen que tengan un mejor rendimiento.

3. Servicio (enfoque al cliente). Espero que no sea “llamarada de petate” y que, acostumbrándose al “éxito”, abandonen al cliente; pero hasta hoy, los que hemos estado dispuestos a la tardada espera para cargar, nos sentimos recompensados con un café gratuito durante la espera, algunos regalos como un vale por 5 litros en la siguiente carga y aromatizantes para el carro, aunque lo más importante es que somos recibidos por una sonrisa y un renovado y transparente proceso de pago con tarjeta (para quienes así acostumbramos hacerlo).

No tengo idea si sea cierto que ahora sí son litros de a litro o si en realidad la calidad de la gasolina ha mejorado, lo que sí percibo es que la gente lo cree y que ven en ello VALOR AGREGADO. No perdamos de vista que la gasolina es un Commodity por excelencia, es decir, un producto que puede variar muy poco de un proveedor a otro.

Si a lo anterior agregamos que, a pesar del tiempo de espera para cargar, los nuevos “despachadores” (que son los mismos de antes, pero parecen otros) entregan un servicio con gran CALIDEZ. La combinación que resulta es una COMBINACIÓN MUY PODEROSA y seguramente RENTABLE.

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo