Últimas noticias:

Chilpancingo: ojos en otra cara

Agüelita, soy tu nieto

La santa agüe del escribano solía lanzar uno de sus asertos maravillosos que encerraban siempre, una cantidad enorme de enseñanzas para la vida.


 Violencia en Chilpancingo


Cuando alguien lograba un éxito, del tamaño que fuera, y cualquiera de los otros nietos ponía de manifiesto su envidia, coraje, intolerancia o enojo por los aplausos recibidos por el otro, la agüe sostenía con postura de Donald Trump ante el Secretario Videgaray: “¡Qué!.... ¿Tú eres de los que no pueden ver ojos en otra cara?” Hasta aquí, la ubérrima cita de la abuela.

Al caso

Y, efectivamente, la tal expresión viene a propósito, en virtud de que al escribano y a varias de sus bellísimas lectoras y amables lectores, les parece que se aplica a la situación coyuntural que ofrecen las declaraciones del Obispo de Chilpancingo, en el agitadísimo estado de Guerrero, México, y la respuesta peregrina ofrecida, a manera de contestación-reacción incómoda ofrecida por las autoridades federales, como si éstas tuviesen pocas cosas de qué preocuparse.

El breve espacio

Y como hoy, este escribano se percibe y se siente rodeado de la magia inspiradora de Chopin, viene a la memoria la también agradable canción ofrecida por mi estimado Pablo Milanés, cuando habla de las características del “Breve espacio donde no estás”, que asimismo, encuentra aplicación para la opinología de esta entrega.

Esto es, a falta de niveles eficaces de intervención de las autoridades federales, resulta que el Obispo católico Salvador Rangel, reveló una conversación con un grupo de delincuentes, narcotraficantes, para mayores datos.

Durante la plática, el Prelado les solicitó y los comprometió –así, les arrancó a los sujetos el compromiso de una tregua- a fin de que cesaran los asesinatos durante el proceso electoral nacional.

Las razones de la petición

  1. Desde septiembre el 2017, las estadísticas son brutales: cuando menos 12 aspirantes a Alcaldes en la región, han sido acribillados, según informaciones oficiales dadas a conocer por la prensa local.
  2. Como es lógico comprender, con la cercanía del proceso electoral del 1 de julio, muchas personas que pudieran postular para tales cargos, han expresado su temor –bastante razonable- ante la posibilidad alta de sufrir un atentado a manos del crimen organizado, en particular, con los delincuentes ligados y/o coordinados por bandas de narcotraficantes que violentamente luchan por la plaza.
  3. Como fruto del acercamiento de los dirigentes de las bandas de narcos con el prelado católico, la entrevista se concretó y, en algún lugar de la sierra guerrerense, monseñor Salvador Rangel persuadió a los cabecillas de las bandas, para aceptar una tregua.

La importancia

Como se ha difundido en diversos medios locales y nacionales, se trata de una comunidad pastoral con 900 mil pobladores distribuidos y organizados en 70 parroquias.

Se sabe a sotto voce, porque es una lamentable realidad: Siendo realistas, en el Estado de Guerrero el ciudadano nuestro de cada día, intuye y percibe que en toda la región “no gobiernan las autoridades, sino los mafiosos, y que las decisiones se toman ‘desde la montaña’, expresión que concretamente alude a los campamentos de los delincuentes en la zona serrana de la entidad.

Al igual, es un secreto en voz alta, que en toda la zona rural –que asimismo es considerada una de las áreas más pobres del sur de México- le negocio y la actividad de la que se sostienen innumerables familias guerrerenses, es justamente, el cultivo de la amapola.

Los diversos liderazgos de la sociedad –académicos, religiosos, intelectuales o empresariales- destacan que la violencia ejercida por los narcos ha golpeado fuerte las campañas políticas, lastimando con intensidad a los postulantes a cargos locales de elección popular.

Hace unos cuantos días (Cfr. ReL, marzo 16 2018) Luis Almagro, Seretario General de la OEA, aseguró en Madrid que “Va un promedio de un asesinato de un candidato cada cuatro o cinco días, es un margen de violencia absolutamente inaceptable en un proceso electoral”. El hecho es relevante porque el tema “Guerrero” rebasó ya las fronteras de México.

La otra parte de la explicación es sintomática: La región posee una de las tasas más elevadas en materia de homicidios. Por esa razón en paralelo, el Obispo Rangel decidió entrevistarse con los líderes de la bandas en la parte interna de la sierra.

Desde luego, el Pastor –y esa parte de la información no fue noticia- agradeció al jefe del cártel haber restablecido el suministro de agua y energía al municipio de Pueblo Viejo… el resultado fue más allá de lo esperado y el prelado lanzó la iniciativa de una promesa, evitar los asesinatos de candidatos para que hubiera una elección tranquila y más libre. Los delincuentes se comprometieron con el Obispo.

La contra-solicitud: Que no utilicen dinero para comprar votos y que cumplan después lo que ofrecen los candidatos.

La irritación federal

Efectivamente, cito nuevamente a mi agüe: No faltó quien es incapaz de ver ojos en otra cara. Las autoridades se molestaron y fuerte. Hubo reclamos, amenazas y presiones para que el obispo se mantuviera al margen.

Un obispo valiente contestó: “Me dijeron de parte del gobierno que no hiciera más declaraciones. A ver quién aguanta más, ellos o yo”. Así lo compartió en una homilía en la Basílica de Guadalupe.

La respuesta fue pobre, carente de contenido y bastante pueril. El Secretario de Gobernación aseguró con voz engolada, el gobierno de México no pacta con delincuentes…

En efecto. La posición suena valiente y osada. El problema es que ni consigue treguas para pacificar –que no es transar ni negociar nada- ni consigue atraparlos, ni los detiene, tampoco los contiene… ¡¡¡Y de todas maneras se enojan por otros hagan su chamba!!!

Si no, pregúntele a las familias de Pueblo Viejo que se siente ahora, teniendo agua y luz para sus hogares, para la escuela y el templo.

Como dice una alumna de este escribano: “¡O sea!, ¿No?”

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

 

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar