Últimas noticias:

Vía Crucis electoral

La finta

Ha sido un buen punto para los estrategas, tanto de Andrés López como de Pepetoño Meade. Ambos argumentaron que como el Viernes Santo es una festividad “para la mayoría del pueblo de México”, decidieron iniciar el arranque de sendas campañas, hasta el Domingo de Resurrección.


 AMLO y Meade campañas


La explicación en el spot de Meade Kuribreña está bien pensada, se adhiere a las creencias “de la mayoría” y asume que él también profesa lo mismo. O sea, se dice y se asume como católico y católico practicante. 

El tabasqueño, por su parte, nunca ha negado –ni él ni sus asesores- que el empleo del nombre del partido –para hacer una analogía con la Virgen morena del Tepeyac- y la utilización del 12 de diciembre para sinergizar un acto político-electoral, se empleen como mensaje subliminal para hacer creer a sus seguidores que los morenazos tienen fuertes raigambres cristiano-católicas.

Coherencia o manipulación

En ambos casos, el tema despide un fuerte tufo a incoherencia o, cuando menos, a manipulación de su branding político que están muy lejos de asumir como algo serio y sincero.

De inicio es necesario comprender ciertas cosas. De un lado, los proto-defensores del fetiche llamado “Estado Laico”, y por el otro, un impresentable “juarismo” idolátrico, que desdibuja y difumina la “separación Iglesia-Estado” que todos los seguidores del hombre de Macuspana son capaces de detentar.

Refuerzos

En la cancha priísta, Meade Kuribreña puede argumentar que su jefe se casó por la Iglesia y que recibió muy bien a Benedicto XVI y a Francisco. Es decir, está en la línea marcada por la liturgia de su partido. 

Y aunque de la otra parte las declaraciones de “respeto” a las creencias que el tabasqueño presentó ante los evangelistas del PES y los argumentos que dará, seguramente, en la comparecencia ante el Venerable Episcopado Mexicano, no son garantía de absolutamente nada, no puede negarse la fuerte reticencia de gente de su equipo como Marcelo Ebrard, Sheinbaum, Martí Batres que hasta hace unos meses comían curas y monjas al mojo de ajo, sobre todo, porque el “dogma juarista” les hace vomitar todo lo que huela a clero.

Es evidente, entonces, que la repentina “tolerancia religiosa” adquiera fuertes visos de manipulación electoral. Y a todo ello, habrá que agregar la debilidad retentiva del pueblo mexicano. Recuérdese que no faltó quien asegurara que el presidente Salinas de Gortari sería el primer presidente católico…¡Y así nos fue! Y lo mismo se dijo de Miguel de la Madrid en virtud de que doña Paloma Cordero de De la Madrid tenía una relación cercana al Opus Dei.

Más leña a la lumbre

Una de mis adorables y hermosas lectoras nos envía un correo para recordar, a quienes no tienen nada mejor que hacer que leer esta columneja, que lo mismo hicieron Fidel Castro y Raulito su hermano; los mismos acercamientos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, de los Kirschner y Daniel Ortega, o de Rafael Correa en Ecuador…..hasta que sacaron las uñas.

Mi efebo cachorro preguntaba las razones para el título de esta entrega. Simple, dije, adoptando una pose de Magister Dixit, el viacrucis lo padeceremos los ciudadanos que nos tendremos que fumar cientos de miles de minuto en spots difundidos por todas partes. ¿O no?

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar