Últimas noticias:

¿Qué tan pragmático es el pragmatismo?

En suspenso

Como si fuera el desenlace de la telenovela de Carles Puigdemont… Como si los aficionados esperaran un Súper Bowl entre los Empacadores de Green Bay y los asesores de imagen de Donald Trump…. O como si los venezolanos amanecieran con la noticia de la dimisión de Maduro… Así, más o menos, es como se desarrollan algunos sucesos nacionales rumbo a la elección presidencial del 2018 en México. Esto es, la expectativa es grande.


Elecciones 2018


Una probadita

Aunque el Secretario Luis Videgaray se le adelantó al presidente Peña, el hecho de “destapar” a José Antonio Meade como candidato del PRI, vino a confirmar un secreto a voces: Ya se sabe quién es el poder tras el trono.

Pero hay mucho más. El propietario de Morena –versión tenochca de Stalin, Pablo Iglesias y Trump- dio a conocer al universo, “el gabinetazo” de una rarísima izquierda tan radical como sonrosada y amorosa. Sigo a F. Bartolomé en su columna “Templo Mayor” (Diciembre 15, 2017) de El Universal: De inicio, un funcionario como Héctor Vanconcelos que, siendo diplomático –aunque lo niega- en Copenhage conducía en sentido contrario, en completo estado de ebriedad.

Esteban Moctezuma que es otro de los priístas “todo terreno”, pues un día operan en contra del ex presidente Vicente Fox, como aparecen en las cúpulas de poder de TV Azteca regalando juguetes a los niños, y que ahora, haciendo gala de su amistad con Elba Esther Gordillo, ex presidenta del sindicato magisterial, ahora enfoca sus baterías como suspirante a secretario de educación pintado de “moreno”. 

El gabinetazo no se fue en blanco. Elena Poniatowska protestó en plena ceremonia porque López Obrador aceptó la alianza con los evangélicos del Partido Encuentro Social, que, desde siempre, se han opuesto a las uniones homosexuales y al aborto. La señora Martha Lamas que se asume como defensora de estos menesteres, expresó también su tristeza por este maridaje político.

De alianzas y cosas peores

¿El poder hace amigos a los rivales?  Así parece. El periodista José Roberto Cisneros (http://expansion.mx/politica/2017/12/14) describe con detalle lo que llama la mezcla de “agua y aceite”. 

En efecto, Morena y Encuentro Social –contrarios y contradictorios en doctrina y acción política- se alían con López Obrador, mismo que ha empleado imágenes y fechas simbólicas de la Virgen de Guadalupe para apuntalar su campaña y suavizar el estilo que lo asemeja a Maduro y a Trump. Pero lo mismo ha hecho Ricardo Anaya del PAN, aliado con dos partidos de izquierda –el PRD y  Movimiento Ciudadano- con quienes tiene diferencias doctrinales de fondo en temas cruciales como las parejas homosexuales, la adopción de estos mismos, el aborto o la eutanasia.

El mecanismo de su branding y la narrativa, empleados insistentemente por López Obrador y Morena, permite agregar un adjetivo más: Se trata de un “Pragmatismo Utilitarista”. Más aún, cuando los líderes nacionales de ambos institutos políticos, sostienen que comparten “valores morales y espirituales” (sic) Mis hermosas lectoras y amables lectores coinciden: ¿Cuáles?

Hablan de un “referente moral” porque, según el tabasqueño, ambos partidos buscarán el bienestar material y “el bienestar del alma”, como si López Obrador buscara la postulación como Nuncio Apostólico en México. El tema hace mucho ruido, en específico porque Yeidckol Polevnsky, secretaria general de Morena ha dichio, fuerte y quedito, que van a impulsar los temas de diversidad homosexual y lo que todo ello conlleva.

López Obrador tiene muchos defectos, pero tonto no es uno de ellos. Por eso califica como temas “no importantes” asuntos como el aborto y las uniones de un mismo sexo.

Preocupante

Hugo Eric Flores, dirigente del PES asegura la existencia de “diferencias”, pero también confirmó que las divergencias “que pudiera haber”, han quedado fuera del plan de gobierno de la coalición. ¿Lo sabrán sus feligreses? A Flores ya se le olvidó que López Obrador dijo rechazar las alianzas con otros partidos que no fueran el PT por considerarlos “paleros y alcahuetes…al servicio de la mafia del poder”; y en Morena se olvidaron que el PES se alió con el PRI en el Estado de México para derrotar a la candidata de López Obrador.

¿Pragmatismo salvaje?  ¿Hasta dónde?

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen de manera alguna la posición oficial de yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar