Últimas noticias:

Políticas públicas con perspectiva de familia

Espléndida entrega

En un trabajo espléndido de la redacción de YI (24 Agosto 2016), se abre el debate para un punto que había, hasta ahora, permanecido como secundario: poner a la familia en el centro de las políticas públicas, del Estado de Derecho, del necesario clima de respeto a la legalidad, de la educación y la economía.


México; perspectiva de familia


Habrá, dentro unos días, una megamarcha a favor de la familia que, sin duda, tendrá enormes repercusiones en lo social, la parte económica y los corrillos políticos. No es para menos. En Colombia, la misma marcha dobló ciertas intenciones políticas del Estado. Éste tuvo que dar marcha atrás. En México, aún es tiempo de que el gobierno de la República también lo haga, no sólo porque las Iglesias se han unido en defensa de las familias mexicanas, sino por elemental sensibilidad social.

Aprovechando el viaje

¿Qué ha pasado? ¿Por qué es tan fuerte la oposición de miles y miles de familias? No es solamente por reivindicar el deber de los padres de educar a sus hijos, el tema es más intenso y de mayor profundidad. Hacen falta políticas públicas con perspectiva de familia, con el propósito de resolver los problemas derivados de un tejido social erosionado, de muchas familias que ayunan en materia de formación de valores éticos y visión trascendente de la vida. El resultado es obvio. Esas carencias de la familia, se proyectan, permean y se adhieren en la sociedad.

Varias ventajas

En San Lázaro, sede de la diputación federal, se realizó el Foro Nacional por la Vida, la Niñez y la Familia. El tema central, per sé, ya es alentador.

Uno de los enfoques fue precisamente el que genera nuestra colaboración. Faltan políticas públicas desde la visión de la familia. Y tienen razón.

Los beneficios, como lo señalaron varias de mis preciosísimas lectoras y sesudos lectores, serían enormes y con aplicabilidad a diversos campos de la vida social. Habrá que considerar que si se destinan presupuestos, se trabaja sobre la legislación y los programas gubernamentales con este enfoque de familia, podrían resolverse de mejor manera los daños colaterales de salud, educación, deserción escolar, embarazos adolescentes, abusos sexuales, obesidad infantil y juvenil; al igual que mejoraría la puntería de los programas de asistencia social.

Consolidar el tejido social

La perspectiva de familia, haría más eficientes varios resultados: el cuidado del medio ambiente –no tirar basura, separarla y adoptar las áreas verdes cercanas-; pero adicionalmente, impactaría en la convivencia vecinal, en la protección de las familias ante diversos delitos, favoreciendo uno de los resultados más deseables: la participación ciudadana en todos los ámbitos de la vida social, porque como destaca Alejandro González Murillo, coordinador parlamentario del Partido Encuentro Social, esta apertura contribuye y abona a la sana y pacífica convivencia. ¿Se imagina usted lo que disminuiría el pandillerismo?

Una política laboral con perspectiva de familia, favorecería también una legislación a favor del trabajo de las jefas de familia. Las misceláneas fiscales, impulsarían fuerte el trabajo de las microempresas impulsadas y dirigidas por las mujeres. Y en paralelo, habría incentivos fiscales para las empresas que con esta visión, facilitaran los accesos cercanos a los centros de trabajo y la flexibilización de los horarios para dar paso a tiempos de cantidad y calidad de los padres de familia.

Los ayuntamientos con políticas públicas con perspectiva de familia, centrarían su atención en los ciudadanos, para hacer de cada ciudad y de cada espacio público, un lugar mejor para las personas. Es decir, se trata de ubicar a la familia en el centro de la economía y las finanzas; de la actividad cultural y la tecnología; del desarrollo espiritual y el progreso material. 

Varios expertos presentes en el evento comentado, aseguraron que por cada dólar invertido en las políticas con perspectiva de familia, se regresan tres.

Esto significa que, hasta por eso, vale la pena entrarle al tema. Ojalá que después de la Megamarcha, la siguiente sea levantar la voz de las familias. Así el horizonte del país tendría más luz.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar