Últimas noticias:

El arte de mentir en política

Irresistible

Tanto Enrique Quintana como Raymundo Riva Palacio, en sus respectivos espacios en El Financiero, abordaron el ya bastante sobado tema de la declaración 3de3 del Trump de Macuspana, hoy propietario de Morena.



Compartir el tema nuevamente, con nuestras bellísimas lectoras y gallardos lectores, se hace irresistible, porque como refiere Anabel Clemente en El Financiero (IMCO responde a AMLO: “usa la 3de3 según lo que le convenga”) el tabasqueño tuerce la realidad de acuerdo con sus peculiares intereses y coyunturas, al grado de que el moreno convirtió en un acto histriónico el decir mentiras por sistema.

Los temas

El caudillo tropical afirmó que la 3de3 era una “tomadura de pelo”; tuvo que presentar las declaraciones tan maquilladas y llenas de opacidad y faltas a la verdad, que descalificó en seguida la plataforma. Esto es, cuando algo no le gusta, lo descalifica.

De esta forma, 3de3 es “un invento de la mafia en el poder”. El tema se vuelve sociopatía porque se percibe una terrible incapacidad del “Macuspano Power” para soportar y reaccionar proactivamente a las presiones ciudadanas. Por eso catalogó la iniciativa de las organizaciones de la sociedad, como “pura simulación”. No sabe cómo responder.

La otra parte de la mentira

El mecanismo de defensa del propietario de Morena tiene otros fundamentos: la deshonestidad rampante de la que hace gala. La “deshonestidad valiente” a la que se refiere Raymundo Riva Palacio. Se erigió en el proto-hombre e irreprochable encarnación de la honestidad. Pero la realidad, como el mismo analista destaca, se ha convertido en una recopilación de mensajes opacos, tramposos y gatopardos.

Al igual que los voceros del “nuevo PRI”, López Obrador se ha vuelto rehén de sus propias opacidades discursivas y eufemismos laberínticos. Critica ferozmente la “simulación” de la 3de3, pero penetra en el formato.

Insiste en que vive como monje cartujo, que en expresión de Juan Gabriel se construye alrededor de un “no tengo dinero, ni nada que dar”, pero los miles de dólares que recibió por sus conferencias, o los dineros recibidos por los miles de libros vendidos, no fueron declarados. ¿Otro engaño más para la gente y para el SAT? Tampoco quedó aclarada la cantidad de dinero que recibe “de los militantes que cooperan” con él para darle casa, vestido y sustento.

Muchos huecos maquillados

La asociación civil que fundó, dice Riva Palacio, declaró ingresos por 20 millones de pesos, pero nadie sabe qué pasó con el pago de impuestos, con los destinos del capital recibido. Nadie sabe si el numerario percibido funcionó como presupuesto para el mantenimiento de su hijo.

Otros hoyos en la trayectoria financiera del Peje: los bienes y propiedades que aparecieron en su declaración patrimonial como Jefe de Gobierno… los inmuebles de Tabasco… las cuentas de cheques.

Andrés Manuel ha hecho de las mentiras, las engañifas y la no transparencia, un modus vivendi bastante redituable; un “arte” que le ha dado suficiente, como para mantener por más de una década, una campaña política que no quiere aspirar a un cargo en Los Pinos, sino a mantener un estatus quo, igualito que la CNTE, los anarquistas, el EZLN o el EPR. Por eso, hacen de “la Revolución” un elemento interminable.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar