Últimas noticias:

Baja aceptación y pleitos contra la Iglesia

Incomprensible

Así, incomprensible, por decir lo menos, resulta la estrategia del presidente o del gobierno o de los malos consejos de sus asesores.



En la reciente encuesta de Reforma, la caída del mandatario mexicano es en picada, difícil –así se aprecia– de revertir antes de concluir su sexenio. Los ciudadanos comunes y corrientes, en abril, iban de 6.3 en el mes de abril, a 3.9 en agosto; y la encuesta entre liderazgos del país, iba de 7.1 en abril, a 3.2 en agosto. La popularidad ha llegado a extremos históricos.

En buena lógica política

Esto debería obligar a los estrategas del presidente a instrumentar un camino que pavimente la relación con la sociedad, el acercamiento con los detractores, entender y atender las demandas de los opositores, y sobre todo, hacer aliados que no sólo le dieran legitimidad a su actuar, sino fortaleza en términos de imagen, posicionamiento y avances en la gestión de gobierno.

Lo curioso del tema es que los hechos indican que se procede exactamente, a la inversa. No sólo son vueltas en “U” en las decisiones, sino es un conjunto de contradicciones jurídicas, políticas, mediáticas y sociales, que dejan al ciudadano común completamente perplejo –para evitar el sustantivo que rima con “perplejo”– y hundido en un esquema de incertidumbre que, lejos de fortalecer la imagen presidencial, abonan sustancialmente en sentido contrario.

Botones de muestra

Y nada más por centrar los temas en un punto, hay que recordar: El titular de Educación dijo que no habría diálogo con los vándalos de la CNTE, y Osorio Chong se sentó con ellos a ceder en todo lo que le pidieron. Así, ya vimos que a los faltistas, rebeldes, haraganes y protestosos, a quienes les descontaron por no trabajar y dejar a miles de niños sin clases, pues ahora ya les devolvieron lo que les habían descontado de su nómina.

El presidente Peña dijo que ni un paso atrás en la reforma educativa, casi, casi en un “tope donde tope”, y ya vimos que los impresentables dueños de la Sección 22 de la CNTE –Núñez y Villalobos– ya salieron de la cárcel, sin importar los delitos cometidos, azuzados, promovidos, patrocinados, encabezados o inspirados. Ahora son libres y su averiguación previa y expediente penal pasará a dormir el sueño de los justos.

Con la misma retórica revolucionaria de “ustedes representan a México, son la maravilla, levantarán la bandera nacional en los juegos olímpicos, etc, etc., el mandatario despedía a la delegación mexicana. Hoy, las explicaciones de Alfredo Castillo refieren la crónica de un fracaso del que se culpa a todo el mundo, a los chacras del titular de CONADE, a sus mantras y a su signo zodiacal, aunque él viaje de maravilla.

Nuestro mandatario se acaba de pelear con el empresariado mexicano y sus segundos, tanto en el IMSS como en el SAT; ya los amenazaron de quemarlos vivos en una olla de tamales, y a fuego lento. Y el único que ha sacado la cabeza –de todo el gabinete– fue Osorio Chong, lo cual puede ser el camino pavimentado para el 2018, pero también su mayor fracaso y descarrilamiento por mantener un formato de ingobernabilidad, falta de estabilidad y efervescencia social.

Se les olvida

A los hombres del presidente se les ha olvidado que la Iglesia Católica puede ser un valioso aliado ante el clima de altibajos que vive la sociedad mexicana. Pero no. Todo indica que lo que se busca es destapar otro frente, complicar la relación, tensar la frágil comunicación existente, y, en términos reales, complicar más las cosas para Franco Coppola que, con este clima, se estrenará próximamente como Nuncio en México.

Primero fueron las imprudencias e inoportunidades para presentar con bombo y platillo –obligados por lo que verdaderamente mecen la cuna– las uniones del mismo sexo. Algunos observadores destacan que la derrota del partido del presidente en junio pasado obedeció a esa desafortunada jugada.

Y ahora, todo señala a que no fue suficiente la vapuleada. Hoy, el embate es vía los libros de texto, que –a espaldas de los padres de familia– exhiben contenidos del llamado sexo-generismo y cuyo contenido, describen los especialistas, puede llegar a confundir a niños y jóvenes. Los eclesiásticos señalaron que deciden resistir al gobierno y al presidente, porque pone en riesgo valores trascendentes, en especial, los que protegen a la niñez y la familia. Para la Iglesia hay temas que no pueden negociarse y con los que no van a transigir, como es el caso de la ideología de género.

La Conferencia del Episcopado Mexicano ya fijó su posición y ésta es completamente adversa a las querencias ideológicas presidenciales. ¿A dónde quiere llegar la administración del presidente?

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar