Últimas noticias:

“Educar” para la mediocridad

En el fondo

Coincidirán mis adorables lectoras y mis amables lectores, en que el pleito de la CNTE no va en defensa de los pobres, de los desposeídos, de los que menos tienen. Es decir, en sentido amplio es una “lucha social”, en sentido estricto se trata de una guerra de guerrillas, bastante efectiva por cierto, con una fuerte carga ideológica de izquierda radical, para recuperar privilegios, dineros y poder sobre algunos maestros.


México; CNTE, CETEG, niños, mediocridad


No es un asunto de bien común, sino de objetivos particulares de un grupo que, por lo tanto, solo construye “mal común”; por ello no le importan ni el cierre de las empresas, ni el hecho de que hayan dejado sin empleo a un montón de gente, y sin clases a miles de niños que de por sí, cargan en su mochila serias deficiencias en su aprendizaje.

Hace unos días, en entrevista radiofónica, Francisco Bravo, dirigente de la Coordinadora en la ciudad de México, le decía al reportero que “de fondo” se trata de cambiar el actual modelo educativo que es “pro-empresarial”, dirigido “al mercado” y que solo atiende la formación de competencias. En cambio, el proyecto de la CNTE está dirigido a una educación humanista que sustituya los valores del mercado por la práctica de valores universales.

El significado real

La expresión de Bravo resulta importante porque deja fuera temas como el desarrollo de competencias para la vida, la necesaria competitividad en un proceso de mundialización, la mejora continua, los resultados de calidad total y la innovación. Es decir, los jóvenes mexicanos que recién ganaron un segundo lugar en las Olimpiadas de Matemáticas, tienen sin cuidado a los señores de la CNTE.

Esto es, los esfuerzos por educar niñas, niños y jóvenes exitosos, con elevadas normas de competitividad escolar y laboral, los tienen sin cuidado. ¿Cuál es “la formación humanista” y “en valores universales” que propone el “modelo educativo” de la Coordinadora? Veamos.

Hechos son amores

1. Dejaron dos meses sin clases a 155 mil alumnos de preescolar, primaria y secundaria. Como ya no los pueden reprobar, empezarán el nuevo ciclo escolar con serias deficiencias de conocimientos, porque fueron privados d su derecho a la educación, primera evidencia del “humanismo” de la CNTE.

2. Gracias a las protestas organizadas por la Coordinadora, se perdieron 45 días hábiles de clases perdidos.

3. El ciclo escolar terminó sin reponer clases, porque los activistas siguen alargando los paros y bloqueos carreteros.

4. Los temas propuestos en la planeación pedagógica, evidentemente, no se consiguieron. Esto aumentó las deficiencias en el aprendizaje.

5. 194 planteles suspendieron clases debido a las movilizaciones.

6. Se ve difícil que la jornada escolar sea de seis horas incluidos los sábados, a partir de agosto.

7. La medición del aprovechamiento del ciclo escolar no se realizó.

8. En Chiapas, 110 mil niños se quedaron sin clases desde el 15 de mayo. Aun así, la SEP los aprobó. Los maestros regalaron la calificación  y los maestros no contemplan reponer clases durante las vacaciones.

9. No se midieron los resultados del “aprendizaje autónomo” ni de las “habilidades de investigación” que se dijo, pondrían en práctica.

10. En Guerrero, la CETEG ni siquiera ha hablado de buscar mecanismos para reponer las clases.

11. Cerca de mil escuelas permanecieron cerradas los recientes dos meses.

Visto así, está en kiswahili, antigua lengua africana, que esos estados –que paradójicamente son los de mayor rezago educativo y de progreso– puedan formar niños y jóvenes con capacidades para ser exitosos en su vida personal, familiar y de trabajo. Es decir, la CNTE y la CETEG los están condenando a la mediocridad. Al tiempo.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

* Las opiniones expresadas en esta columna son de exclusiva responsabilidad del autor y no constituyen necesariamente la posición oficial de yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar